El PSOE derogará la obligatoriedad de la asignatura de Religión

El sistema educativo va a garantizar que exista la Religión en la escuela para quien así lo escoja, frente a la «imposición que supuso la reforma del PP», pero los profesores de esta materia se regirán por el Estatuto de los Trabajadores y la Constitución, según la portavoz del PSOE, Carme Chacón.
   «La primera decisión del PSOE va a ser derogar la imposición de la Religión obligatoria», avanzó la responsable socialista en Educación Universidades y Cultura en una entrevista con Efe en la que repasó las actuaciones más inmediatas en materia educativa del nuevo Gobierno.

   La Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) estableció una nueva área denominada Sociedad, Cultura y Religión, con dos opciones, una confesional y otra no confesional, de forma que los alumnos a partir del próximo curso debían elegir una de las dos ramas, ambas evaluables y computables en la nota media.

   Para el PSOE, «los padres y madres tienen derecho a que sus hijos estudien Religión en la escuela, pero ese derecho no supone una obligación para quienes no la quieran», puntualizó la responsable socialista, quien recordó que «esto no es doctrina de los socialistas, sino del Tribunal Supremo».

Los profesores se regirán por la Constitución
Los profesores de Religión, que ahora son propuestos por el Obispado pero contratados por la administración, que se hace cargo del salario, «van a regirse por el Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto de Autonomía y la Constitución Española», afirmó.

   Ello sucederá «tanto a su llegada como a su salida a su puesto de trabajo y durante el tiempo de su relación laboral», que es con el Estado y no con la Iglesia, recalcó Chacón, quien recordó que esta es «una decisión muy clara y muy rotunda que hemos trabajado desde la oposición».

   En los últimos años, han llegado a los tribunales numerosos casos de docentes que han denunciado la vulneración de derechos fundamentales, el primero de ellos el de María del Carmen Galayo Macías, expulsada de la docencia por las autoridades eclesiásticas por vivir con un hombre que no es su marido.

   Chacón, que se ha reunido con los responsables educativos de las comunidades gobernadas por el PSOE, explicó que en la «negociación de los traspasos hemos querido dejar claras algunas cuestiones, como una eventual moratoria en el calendario de la Ley de Calidad de la Educación (LOCE) y en particular la eventual derogación que impone de facto la Religión obligatoria en el sistema educativo».

   No obstante, matizó que «no queremos sacudidas en el Boletín Oficial del Estado», y «con serenidad, sosiego y tranquilidad modificaremos las decisiones que nos parezca que suponen una involución o imposiciones» en el sistema educativo, tendiendo la mano al consenso y al diálogo, incluido al Partido Popular.

Refuerzo de inglés y nuevas tecnologías
Una de las primeras decisiones del nuevo gobierno será un plan de impulso y ayuda a la escuela pública, junto al aumento y refuerzo del inglés y las nuevas tecnologías, mientras que en Universidades se apuesta porque sean «independientes del Gobierno».

   La portavoz del partido insistió que en la legislatura que ahora comienza se sustentará en el «diálogo», empezando por las comunidades autónomas que son las que gestionan el día a día de la enseñanza.

   Pero también «queremos al PP trabajando para mejorar el sistema educativo», que «no se discrimine a la escuela pública y que no se separe a los chavales desde los doce años por su rendimiento escolar».

   Asimismo, se «tenderá la mano al ahora primer partido de la oposición para tener una universidad integrada» en Europa, «con autonomía, que dé más y mejor formación y seleccione a su propio profesorado».

El PSOE anuncia que su «primera decisión será derogar la Religión obligatoria»

La responsable socialista de Educación, Universidades y Cultura, Carmen Chacón, aseguró ayer en una entrevista concedida a la agencia Efe que «la primera decisión del PSOE va a ser derogar la imposición de la Religión obligatoria», imposición que, a su juicio, supuso la reforma educativa del Gobierno del Partido Popular. Lo cuenta La Razón.

Con la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), se estableció una nueva área denominada Sociedad, Cultura y Religión, con dos opciones: una confesional y otra no confesional, de forma que los alumnos a partir del próximo curso debían elegir una de las dos ramas, ambas evaluables y computables en la nota media.

   Carmen Chacón, que reconoce que «los padres y madres tienen derecho a que sus hijos estudien Religión en la escuela», puntualiza que «este derecho no supone una obligación para quienes no la quieran». Hasta el momento, los profesores de Religión eran propuestos por el obispado pero contratados por la Administración, que se hacía cargo del salario. Con esta medida, prioritaria para el Partido Socialista y anunciada por Carmen Chacón, los docentes «van a regirse por el Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto de Autonomía y la Constitución Española».

Libertad y calidad

Los obispos españoles, por su parte, en un documento sobre la LOCE publicado el pasado 17 de julio de 2003 y titulado «La nueva regulación de la enseñanza de la Religión conjuga la libertad con la calidad», exponían que esa regulación suponía «un avance en el ejercicio de la libertad religiosa y de opinión» ya que la adquisición de una «formación de calidad acerca del hecho religioso», independientemente de la opción personal en este ámbito, «no puede ser desconocida sin graves consecuencias negativas para las personas, la cultura y la convivencia». Los prelados también señalaban que la LOCE no implicaba «ningún privilegio para la Iglesia católica» porque reconocía un «derecho que beneficiaría a toda la sociedad».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...