El PSOE de Granada critica que el PP deje en manos de la iglesia los servicios sociales

El Ayuntamiento ha concedido a ese fin más de 800.000 euros a entidades religiosas para caridad y beneficencia

COMENTARIO: Por supuesto que la privatización y la caridad-beneficencia, van de la mano para evitar que la injusticia que supone el desmantelamiento de los servicios públicos puedan llegar al estallido social, y además favorecen ideológicamente la red clientelar de quienes con el dinero público hacen esa labor asistencial. Pero no creemos que sean cuestiones complementarias, sino diferentes. El Estado debe asegurar la justicia social, eso es una cosa; y la iglesia como cualquier otra organización puede llevar a cabo tareas de ayuda, de caridad, o de lo que sea,.. pero eso es otra cosa. El mismo problema conceptual por parte del PSOE nos llevó a los conciertos educativos, lo mismo que esta desviación de la asitencia social a la iglesia tampoco la ha inventado el PP, ni la subida de la asignación tributaria en el IRPF… como tampoco se actuó contra otros muchos privilegios durante su gobierno. Bueno es que se vayan aproximando, si verdaderamente es así, a una separación real del Estado y las confesiones religiosas . 


El PSOE critica que el alcalde haya dejado los servicios sociales municipales en manos de la Iglesia para dejar de asumir sus competencias

Sánchez destaca la labor de las entidades católicas pero argumenta que “debe ser complementaria a los servicios sociales que se ofrecen desde el Consistorio”. En lo que va de año, se han dado subvenciones por valor de 800.000 euros para caridad y beneficencia mientras  que Torres Hurtado desmantela el área  alegando que “no hay dinero”

La concejala del PSOE, Jemi Sánchez, ha puesto sobre la mesa de política de desmantelamiento de los Servicios Sociales Municipales llevada a cabo por el alcalde, José Torres Hurtado, bajo la excusa de la crisis, mientras que en lo que va de año ha concedido subvenciones a entidades religiosas por valor de 800.000 euros.  Para la edil, “el alcalde en lugar de defender la red pública de Servicios Sociales, la desmantelan, e insta a entidades católicas a llevar a cabo proyectos residuales de beneficencia y asumir unas competencias que son obligación del Ayuntamiento”.

La edil del PSOE se refirió al hecho de que “Torres Hurtado alegue que no hay dinero y justifique los despidos y los recortes en servicios públicos municipales, mientras destina cerca de un millón de euros para proyectos de caridad”. Para Sánchez, “esta situación denota que sí hay dinero pero el alcalde delega sus competencias en entidades católicas ante su incapacidad de asumirlas porque no sabe como gestionar”.

Mientras esto ocurre, explicó la socialista, “los populares en el Ayuntamiento se dedican a confrontar con otras administraciones para justificar el desmantelamiento que están llevando a cabo en los servicios sociales, cuando la realidad es que el gobierno municipal lo que hace es desviar estos fondos hacia la caridad, mientras echa por tierra el Estado de Bienestar en la capital”. Para la socialista, “los servicios sociales municipales han muerto y Torres Hurtado es su verdugo”.

Sánchez destacó que “el Ayuntamiento de Granada está contribuyendo al desmantelamiento del Estado de Bienestar que está ejecutando el PP en todo el país, dejando la acción profesional de los trabajadores sociales como una actuación residual, para financiar con el dinero de todos la labor que hace la Iglesia”. Al respecto, precisó que “ni que decir tiene que la iglesia católica desarrolla una gran labor, muy necesaria. Pero lo que cuestionamos es que el Ayuntamiento financie este trabajo, mientras echan a profesionales de los servicios sociales”.

 La concejala del PSOE apuntó que llama la atención que en los informes técnicos municipales de los jefes de servicio, donde se justifica la urgencia de dar estas subvenciones a estas organizaciones, se habla “de ejercer la caridad cristiana, ayudar a personas a través de los medios religiosos o se inspiran en la Doctrina Social de la Iglesia Católica y en los principios evangélicos”. Para Sánchez, “el uso de estos términos en el Ayuntamiento de Granada, dentro de un Estado Laico es además de inapropiado, un grave error técnico y político”.

Para concluir, la edil socialista precisó que además “observamos una reducción drástica en la ejecución de programas municipales, para llevar a cabo recortes en profesionales municipales y en programas sociales, escudándose siempre en los recortes de otras administraciones. Torres Hurtado deja de cumplir con sus obligaciones en materia social, como pudimos ver el pasado pleno cuando los populares tumbaron una moción conjunta para que se mantuvieran los profesionales del Servicio de Atención al Inmigrante”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...