El PSOE cree que el arzobispo de Granada debe renunciar a su salario

Granada Laica recordó que la organización más subsidiada en España es la Iglesia católica, que recibe del Estado más de 250 millones de euros al año para el pago de salarios del clero, incluido el arzobispo.

COMENTARIO: El PSOE parace olvidar algo importante, ellos han venido pagando estas retribuciones, se las han subido con el paso al 0,7 en la asignación tributaria y han ido pagando subvenciones por importe de 10.000 millones de euros al año. Y no han hecho nada durante sus años de gobierno para eliminarlo.


Una cosa es predicar desde el púlpito y otra, con el ejemplo. La secretaria general del PSOE granadino, Teresa Jiménez, invitó ayer por ello al arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, a dar ejemplo y renunciar a su salario.  “Precisamente, quien tiene garantizado su sueldo cada mes por un Concordato entre la Santa sede y el Estado es él”, señaló la dirigente socialista.  “Por tanto, si el arzobispo pretende que la gente no sea funcionaria, que no tenga un sueldo seguro, lo que debe hacer es renunciar al suyo,  renunciar a los privilegios económicos que tiene la Iglesia y ofrecérselo a mucha gente que tiene necesidad y que, afortunadamente, cuenta un Gobierno que prima el bienestar social y trabaja para que llegue al conjunto de la población”.

La secretaria general del PSOE de Granada realizó estas declaraciones durante una entrevista en Onda Cero, al ser preguntada por el sermón que pronunció el arzobispo el domingo, en el que arremetió contra “el pueblo subsidiado” y los funcionarios, que consideró una “enfermedad social”.  Teresa Jiménez evidenció la falta de coherencia del arzobispo, que tiene un sueldo asegurado, y opinó  que “algún día deberá pedirle disculpas a la sociedad”.  “No puede ser que desde el  calor y la comodidad del púlpito nos azote cada domingo con declaraciones que, unas veces, atentan contra los derechos de las mujeres, otras, contra el sentido común y, en general, con el papel que debe jugar la Iglesia que no es el de opinar sobre asuntos que están más en el ámbito de las instituciones y de la política”, afirmó la representante del PSOE.

“El arzobispo de Granada es un hombre generalmente poco inspirado, no sé si por la fe o por el sentido común”, señaló la dirigente socialista, y destacó que . “nos tiene acostumbrados a declaraciones que lo que hacen es alejar a sus propios fieles”. A juicio de Teresa Jiménez, si la misión del prelado es “alejar a la sociedad de la Iglesia lo hace muy bien y si es pretender dar apoyo espiritual a los católicos y católicas creo que tiene un camino equivocado”.

Las afirmaciones realizadas por el arzobispo de Granada en su homilía del domingo ha suscitado otras reacciones de repulsa. Ayer, la asociación Granada Laica recordó que la organización más subsidiada en España es la Iglesia católica, que recibe del Estado más de 250 millones de euros al año para el pago de salarios del clero, incluido el arzobispo de Granada y toda la Conferencia Episcopal, además de 10.000 millones de euros por diferentes conceptos y subvenciones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...