El PSE cuestiona la asistencia del Ayuntamiento de Gasteiz – Vitoria a actos como la ofrenda a la Virgen Blanca

Cada 5 de agosto los miembros de la Corporación bailan ante la Virgen Blanca un aurresku de honor. Es un acto religioso al que el pasado año acudieron todos los grupos salvo Hemen Gaude. Ahora el PSE ha pedido que se estudie en el Ayuntamiento si es adecuada la asistencia municipal a actos religiosos para “garantizar el carácter laico de la institución“. En el documento el PSE no menciona ningún evento concreto.

La Corporación también participa en otros actos religiosos como la procesión de los faroles del 4 de agosto o labendición del cerdo en San Antón.

Ahora el PSE-EE solicitará en el Ayuntamiento la elaboración de un código de actuación que garantice el carácter laico de la institución municipal y de sus acciones. El PSE se escuda para ello en la Constitución española, que establece que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Según Peio López de Munain “es necesario que las instituciones garanticemos nuestra independencia efectiva con respecto a cualquier confesión religiosa“.

“En nuestra actuación, y siempre desde el respeto a la libertad religiosa, no debe existir ninguna confusión entre los fines civiles y públicos, comunes a toda la ciudadanía, y los religiosos de carácter privado, propios de particulares y de grupo”, afirma López de Munain. “Por ello debemos asegurar la neutralidad de la institución, que no exista ningún tipo de influencia religiosa en el quehacer del Ayuntamiento”.

En este sentido, el PSE-EE pedirá la constitución de un grupo de trabajo encargado de analizar, entre otras cuestiones, las exenciones de impuestos municipales, las inmatriculaciones o la asistencia a actos de confesiones religiosas.

“Resulta razonable estudiar la situación en nuestro municipio para evitar cualquier tipo de privilegio o discriminación en el trato económico, fiscal y simbólico, para todas las entidades de carácter privado, sean religiosas o no. Debemos asegurar el principio democrático de la igualdad y derechos ante la Ley y la separación de los ámbitos público y privado. No podemos olvidar que representamos a toda la ciudadanía”, explica el portavoz municipal del PSE-EE. El Grupo Socialista solicitará que las conclusiones del grupo de trabajo estén redactadas antes de final de año.

EH Bildu también cree necesario reducir los privilegos a la Iglesia Católica, aunque en este caso lo limita al ámbito económico. La coalición pedirá en el Ayuntamiento que se recuperen los bienes inmatriculados indebidamente en Gasteiz por la Iglesia Católica desde la aprobación de la Constitución en 1978.

Se trata de inmatriculaciones realizadas entre 1978 y 2015 que, gracias a una reforma de la Ley Hipotecaria realizada durante la era Aznar, permitió a la Iglesia registrar bienes inmuebles sin presentar la documentación necesaria que avalara la citada propiedad.

“Esta propuesta pretender dar la vuelta al expolio del patrimonio público llevado a cabo por la iglesia católica, de manera absolutamente injusta e irregular”, ha asegurado Miren Larrion. Sin embargo, también ha puesto el foco en que las instituciones públicas han allanado el camino históricamente a la Iglesia con muchas decisiones en su favor. “La Iglesia no es la única responsable de este expolio, hay responsables políticos con nombres y apellidos”, ha recordado.

Según ha defendido EH Bildu, el Obispado debe volver a la situación anterior a 1978 y si de nuevo quiere inmatricular esos bienes hacerlo por el procedimiento legal actual que le obligaría a hacerlo de uno en uno de forma pública y notoria y respetando el derecho que terceras personas pudieran tener para reclamar esos bienes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...