El PSC decidirá si apuesta por cobrar el IBI a la Iglesia en edificios no cúlticos

La dirección del PSC decidirá este lunes qué posición adopta sobre el debate generado en torno a si la Iglesia Católica debe pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y lo hará a partir de una propuesta que el alcalde de Sabadell, Mane

La dirección del PSC decidirá este lunes qué posición adopta sobre el debate generado en torno a si la Iglesia Católica debe pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y lo hará a partir de una propuesta que el alcalde de Sabadell, Manel Bustos, ha trasladado a la Ejecutiva.

El también secretario de política municipal de los socialistas catalanes propone cobrar este impuesto a los inmuebles registrados a nombre de la Iglesia Católica y de otras confesiones religiosas, siempre que no sean edificios destinados al culto ni a servicios sociales de primera necesidad.

Bustos argumenta que ante la situación actual de crisis económica "todo el mundo tiene que hacer un esfuerzo para contribuir a generar ingresos, también las confesiones religiosas", pero matiza que este esfuerzo tiene que tener en cuenta la función social que tiene la iglesia.

El alcalde de Sabadell, en su propuesta, recuerda que en un momento de crisis se tienen que restringir al máximo las exenciones y la bonificaciones fiscales, aunque admite que la Iglesia Católica hace un "gran trabajo social" que merece ser reconocido a la hora de pagar tributos.

La decisión del PSC se tomará después de que algunas agrupaciones locales del partido, como las de Barcelona y Mollet del Vallès (Barcelona), ya se hayan pronunciado sobre esta cuestión en los respectivos plenarios municipales y con direcciones opuestas.

Mollet del Vallès, con un alcalde del PSC al frente, Josep Monràs, aprobó con los votos también de CiU, ICV-EUiA y ERC y con el único rechazo del PP una moción que reclama que todas las religiones paguen el IBI de aquellas propiedades que tengan actividad económica y generen beneficios.

Por contra en Barcelona, con los votos en contra de CiU y PP, la abstención del PSC y los únicos apoyos de ICV-EUiA y UpB, se tumbó una moción de los ecosocialistas que pedía cobrar este tributo a todas las confesiones.

La decisión de lo socialistas barceloneses generó cierto malestar en sus filas, como en el diputado del PSC en el Parlament y exdirigente del partido en la ciudad, Joan Ferran, que criticó la decisión –es partidario de que la iglesia pague el IBI– y les instó a "hacérselo mirar".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...