El próximo curso habrá ocho aulas menos en la enseñanza concertada

el Gobierno andaluz ha reducido unas sesenta unidades (clases) concertadas en la comunidad. En la provincia de Granada, en concreto, en septiembre habrá ocho grupos menos (5 de Secundaria y 3 de Primaria) en la concertada

Desde el 1 de marzo y hasta el 1 de abril está abierto el plazo de presentación de solicitudes de admisión del curso próximo para los niños de 3 años y para los mayores que quieran cambiar de centro dentro de la red de la Junta de Andalucía, que integra tanto a los colegios públicos como a los concertados.

Pero este año hay una peculiaridad y el debate en la comunidad educativa está más encendido de lo usual porque el Gobierno andaluz ha reducido unas sesenta unidades (clases) concertadas en la comunidad. En la provincia de Granada, en concreto, en septiembre habrá ocho grupos menos (5 de Secundaria y 3 de Primaria) en la concertada, mientras se inhabilitarán solo dos clases en la pública y serán de Formación Profesional.

«Todas las decisiones se deben a la falta de alumnado. Desde el año 2008, cuando arrancó la crisis, se han producido en la provincia 1.500 nacimientos menos y ha caído el número de alumnos inmigrantes», explica Ana Gámez, delegada del ramo. Lo cierto es que el mayor número de clases (siete de las diez) se quitarán de FP y primero de ESO, un alumnado adolescente que nació mucho antes de la crisis.

Las cinco unidades que desaparecerán de Secundaria son de primero de ESO y corresponden a los centros Juan XXIII de La Chana y Zaidín, Amor de Dios (zona Norte), Arco Iris (Motril) y San Isidoro (por calle Arabial). Las tres clases de Primaria que se suprimirán corresponden al Ave María Vistillas (en calle Molinos), al Arco Iris (Motril) y al Amor de Dios. «Todos pueden mantener la plantilla de profesorado porque solo pierden una unidad», defiende Ana Gámez.

Más allá de lo que decidan hacer finalmente los centros concertados con esos docentes afectados, la Junta renovará este año el grueso de los casi 600 acuerdos con colegios e institutos privados, la mayoría de ideario religioso. Por contra, sí se les ha cortado la financiación a 10 centros andaluces que segregaban por sexo y que se han negado a convertirse en mixtos. Pero si ha habido que recortar algo, como ha ocurrido, lo ha hecho en la concertada, lo que supone un cambio de tendencia respecto a los últimos años, cuando se venía produciendo un incremento sostenido.

En el caso de los centros públicos, la previsión de la Consejería es que aumenten algunas docenas las unidades autorizadas. Así confirma Ana Gámez que ocurrirá en Granada, «donde no se ha suprimido ninguna clase de 3 años» de estas características y entrará en funcionamiento en septiembre el colegio de Primaria e Infantil Elena Martín Vivaldi (por Parque Almunia). «El próximo curso en la provincia se ofertarán más de 12.000 plazas para los 9.400 niños nacidos en 2010. El 94% de las familias están en el colegio que eligen», apostilla.

Ya lo anunció la consejera Mar Moreno a principios de este año: su departamento revisaría la política de conciertos. «Si se pierde población escolar no estamos dispuestos a que recaiga sobre los centros públicos», sostuvo Moreno. Así ha sido.

Uno de los centros religiosos afectados, el Juan XXIII del Zaidín

Archivos de imagen relacionados

  • Centro Juan XXIII Zaidin
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...