El primer hotel nudista del mundo musulmán dura abierto una semana

El primer hotel nudista presumía de ser una revolución en el mundo musulmán, pero su revolución ha durado lo que tardó la primera inspección en llegar. A la semana de estar abierto las autoridades de Marmaris han obligado a cerrar el resort de 14.000 metros cuadrados "porque uno de los balcones no mide lo que pone en el plano".

El propietario, Ahmed Kosar, ya ha comenzado a hacer las modificaciones oportunas y espera reabrirlo durante la próxima semana. "Otros hoteles de la zona operan sin tener todos los permisos correspondientes. Si bloquean mi proyecto tendré que trasladarlo a Croacia o el norte de Chipre", lamenta el propietario, quien tardó dos años en construir el resort y obtener todos los permisos necesarios.

Según la prensa local, los habitantes de Marmaris son favorables a la apertura del complejo turístico, que cuenta con una piscina donde está permitido el nudismo y una playa privada a 15 minutos del hotel. No obstante, la oferta sólo está disponible para extranjeros –a los turcos no se les permite la entrada- y los trabajadores, hombres en su mayoría, van vestidos.

"Es posible encontrar otras revoluciones pequeñas en este país conservador. Los bares gay y lésbicos se han multiplicado en las grandes ciudades. Hace pocas semanas se abrió otro nuevo en Estambul", explica el escritor Mustafá Akyol.

Islamización y secularistas

"Los hiper-secularistas sólo ven algunos hechos a la hora de acusar de islamización al AKP: que hay más mujeres con velo, que es más difícil vender alcohol y que las comunidades islámicas están en la esfera pública más que nunca. Para ellos eso es islamización y tal vez necesita un pequeña mano de los generales para salvar nuestra República secular", continua Akyol.

"Pero estas contradicciones, los bares gays y los velos, son producto de una misma cosa: el capitalismo, la urbanización y la globalización. La sociedad turca es más abierta y diversa y esa diversidad es más visible. La razón por la que tenemos más mujeres con velo en las calles es porque esas mujeres se han convertido en urbanas, son más activas y tienen más confianza en sí mismas", concluye el escritor en el Hurriyet.

Entre tanto, a la espera de que Turquía solucione estos problemas y de que Kosar recupere la licencia de apertura, los 12 atrevidos clientes que inauguraron el resort nudista han sido realojados en hoteles más convencionales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...