El primer alcalde que prohíbe las misas en los espacios públicos

El alcalde argumenta ‘motivos de imagen turística’ para evitar la celebración en el paseo

El PP acusa al tripartito de ‘atentar a la libertad de expresión y el derecho de reunión’

Colau también ha vetado la misa en Montjuïc dedicada a los caídos en la Guerra Civil

El nuevo equipo de gobierno de izquierdas de Xilxes (castellón) ha prohibido que la misa de la Virgen del Carmen, prevista para este sábado, se celebre en la calle, como venía siendo habitual en los últimos años, en la misma línea que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha censurado la tradicional celebración por los caídos en la Guerra Civil en el antiguo santuario en el castillo de Montjuïc, acto que data de 1940.

«Motivos de imagen turística», zanja el alcalde de Xilxes, José Martínez (PSPV-PSOE). Como era de esperar, la decisión del primer edil no ha sentado muy bien en las filas populares, quienes han acusado al tripartito de «atentar contra la libertad de expresión y el derecho de reunión».

El primer edil de Xilxes, en cualquier caso, quiere dejar claro que «no es ningún atentado contra la libertad de expresión, ni de culto, ni de nada, porque también se celebra una procesión y no la hemos prohibido, es más, ni se me ocurriría prohibirla». También es verdad que no es que la misa no vaya a celebrarse, sino que «se celebrará donde debe celebrarse, en la ermita de la playa».

Rotonda, ermita o paseo marítimo

En opinión del alcalde, «la misa se celebraba encima de una rotonda -ver imagen-, que se incrusta en el paseo marítimo, por lo tanto no creemos que sea la mejor imagen para el municipio que haya gente paseando y disfrutando de la playa al mismo tiempo que se celebra un oficio religioso».

El portavoz del PP, Vicente Martínez, por su parte, ha lamentado que la autorización solicitada por la Cofradía del Carmen para celebrar la eucaristía este sábado en la plaza de la Armada haya sido denegada por parte del equipo de gobierno, pese a que el permiso «ha sido presentado en tiempo y forma en el consistorio».

Vicente Martínez, que ha mostrado su «asombro» ante la negativa, ya que este lugar es «el centro neurálgico para albergar actividades culturales y de ocio durante la época estival», se pregunta «¿por qué los fieles son el único colectivo que no puede usar este espacio público?».

¿Discriminación por motivos religiosos?

El líder de los populares ha criticado la «discriminación por motivos religiosos», que ha tildado de «censura» y «atentado contra la libertad de expresión y el derecho de reunión», al tiempo que ha reprochado al tripartito que haya autorizado para el sábado a las ocho de la tarde en el mismo lugar un espectáculo circense que corre a cargo de una empresa privada cuya solicitud entró al Ayuntamiento con posterioridad.

Para Vicente Martínez esta negativa «sigue la tónica iniciada por el gobierno tripartito cuya primera medida fue retirar el crucifijo que colgaba en el salón de plenos del ayuntamiento desde su inauguración».

«Los vecinos de Xilxes merecen un alcalde que gobierne para todos los ciudadanos y no un conglomerado de partidos que gobierna única y exclusivamente para aquellos ciudadanos que comparten sus ideales y que marca diferencias y desigualdades entre vecinos al denegar permisos que a otros colectivos y entidades se les conceden con los ojos cerrados», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...