El presidente paquistaní ordena revisar la pena de horca por blasfemia a una cristiana

Asia Bibi fue arrestada y condenada tras resistirse a convertirse al islam para sacar agua de un pozo

El presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, ha ordenado a su Gobierno que elabore en un plazo de tres días un informe sobre la condena a muerte "por supuesta blasfemia" de la campesina cristiana Asia Bibi, de 45 años. En un comunicado, Presidencia informó de que Zardari hizo este encargo al ministro de Minorías, Shabaz Bhatti, sin dar más detalles sobre las medidas que tomará el Ejecutivo. Asia Bibi, residente de la provincia oriental de Punjab, fue condenada el día 8 de noviembre a la pena de muerte por una Corte bajo los artículos 295 B y C del código penal paquistaní, donde se hallan tipificados los casos de blasfemia.

Los hechos se remontan a junio de 2009, en Ittanwali, en la región del Punjab. Bibi trabajaba en el campo con otras compañeras, musulmanas, cuando recibió el encargo de ir a coger agua de un pozo. Como cristiana, según las creencias locales, contaminaría el recipiente al tocarlo, así que sus compañeras le exigieron que se convirtiera al islam (lo que solo precisa del reconocimiento en voz alta de Alá y de Mahoma ante un par de testigos).

Bibi se negó y defendió su fe en Jesús frente a Mahoma. Una de sus compañeras contó lo sucedido a su esposo, el imán local, y este la denunció a la policía. No hubo pruebas, ni investigaciones o rondas de testigos. Según el artículo 295 del Código Penal, la blasfemia se castiga con la muerte.

Hace dos días, el papa Benedicto XVI pidió que la campesina sea puesta en libertad y aprovechó para expresar su "gran preocupación" por la "difícil" situación que atraviesan los cristianos en este país. En Pakistán, más del 96% de la población es musulmana y está en vigor una estricta legislación que prevé la cadena perpetua por la profanación del Corán y la pena de muerte por difamar al profeta Mahoma.

Archivos de imagen relacionados

  • Solo_campana_internacional_puede_salvar_Bibi_horca
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...