El presidente del Parlamento de Galicia le pidió al Apóstol Santiago y a la Virgen de Montserrat «inspiración» para superar las diferencias entre los pueblos de España

El presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, le pidió al Apóstol de Santiago, pero también a la Virgen de Montserrat, «inspiración» para superar las diferencias entre los pueblos de España. Lo hizo como delegado regio en los actos que conmemoran el traslado de los restos de Santiago desde Palestina hasta la tumba de la catedral compostelana. En su discurso, Santalices dijo que era necesario «tender puentes que faciliten la convivencia armónica entre ciudadanos que, a pesar de sus diversas sensibilidades, comparten también, a lo mejor sin percatarse, intereses y valores comunes que debemos cultivar y potenciar. Redescubrir lo que nos une».

En una ceremonia religiosa en la que también participó Rouco Varela, el presidente del Parlamento de Galicia, en nombre del rey Felipe VI, dio por finalizada la crisis económica, por lo que consideró llegado el momento de «reflexionar sobre os erros de onte», en el sector público y en las empresas, pero sobre todo, «no sector financeiro». Añadió, además, que había llegado el momento de que esa recuperación económica llegase a todos con incrementos salariales «acordes cos beneficios das empresas».

A Santalices lo acompañaron la mayoría de los miembros del Gobierno gallego. No así el presidente, Núñez Feijoo, que acudió en Vigo a la inauguración de la ampliación de Rande. No asistió, como es habitual, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, que sí recibió al delegado regio en la plaza del Obradoiro.

El alcalde de Santiago saluda al Presidente del Parlamento de Galicia, pero no asiste al acto religioso en la catedral.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...