El presidente del Parlament acompaña al alcalde de Tarragona, ambos de ERC, en la procesión de Sant Magí

El presidente del Parlament de Catalunya participó ayer en la procesión de Sant Magí. Roger Torrent (ERC) fue el indiscutible protagonista de la tarde. «He venido para acompañar y saludar a los tarraconenses en uno de sus días más importantes. También he querido mostrar mi apoyo al alcalde Ricomà», decía el presidente del Parlament en plena procesión. Y lo de saludar se lo tomó al pie de la letra. Se hizo mil y una fotografías con quien se las pedía y, a modo de curiosidad, se acercó a dar la mano a una chica en silla de ruedas. En esta ocasión, las cámaras de los móviles no enfocaban solamente a Sant Magí. Era la primera vez que un presidente del Parlament participaba en la procesión pequeña de Tarragona.

Al llegar a la Plaça el Rei, le esperaban un grupo de personas con esteladas con el mensaje: «Catalunya no tiene rey», y con una bandera vasca que pedía la libertad de los chicos de Alsasua. Él se los miró y mostró un gesto de complicidad. A su lado, el recientemente estrenado alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, visiblemente emocionado, con la vara de mando en la mano. Lo que se auguraba como las fiestas menos politizadas de la historia, acabaron con la visita de la segunda autoridad más importante de Catalunya.

Los tres momentos estrella

La procesión de Sant Magí cuenta con tres momentos estrella: la recogida del Santo y de las autoridades eclesiásticas en el Portal del Carro, el saludo de las colles castelleres al llegar a la Plaça de la Pagesia acompañado de las salves pirotécnicas y, por último, los pilars caminant hasta la iglesia de Sant Magí.

Pero para Rafa Larrañaga toda la procesión fue especial. Desde los tres años pertenece a los Nanos Vells. Hasta ayer, era portador del agua, la figura que encarnan los niños en la entidad. Pero llegó el gran día. Por primera vez se vestía de Marquesa –uno de los cabezudos–, dispuesto a ser el que más niños saludaría con su guante blanco. Su padre y sus hermanas también han sido portadors de Nanos. Por eso, para él era tan importante el día de ayer. «La sensación de ver el rostro de los más pequeños al verme es una pasada», explicaba Larrañaga. Desde la entidad explicaron que la Marquesa es el cabezudo con el que se estrena todo el mundo, ya que es el más ligero, pero también es en el que menos se ve.

Otro de los protagonistas de la tarde fue Xavi Fontanet, tarraconense que encarna la figura del Magí de les Timbales. Fontanet cogió el relevo de su padre en el año 2005. Se trata de un personaje que pasa de generación en generación. «Es un orgullo para mí ser el Magí de les Timbales, pero también es verdad que acabo la procesión totalmente agotado», decía Fontanet. Y es que, durante todo el recorrido, los padres suben a sus hijos pequeños al regazo del personaje para inmortalizar el momento. Pero a no todos les gusta. Hay quienes no paran de llorar. Fontanet es un reconocido fisioterapeuta de la ciudad y, ayer contaba que, «hay pacientes que cuando entran en consulta me dicen que tienen una foto mía con su hijo en el comedor. Es muy divertido».

Cabe recordar que desde hace unos años, las cuatro colles castelleres de la ciudad no participan en la procesión. Lo que sí se mantiene es la llegada de los pilars caminant a la iglesia de Sant Magí. Ayer, llegaron las cuatro colles a su destino. La emoción estaba servida.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...