El presidente del Cabildo de Gran Canaria y otras autoridades en los actos de la Virgen del Pino

Con un templo abarrotado de peregrinos y frente a los representantes de los 21 municipios de la Isla y Fuerzas de Seguridad del Estado, el obispo hizo «memoria» de las «alegrías y preocupaciones» que afectan a la población en su vida cotidiana. Entre los motivos que ayudan a la sociedad a «caminar con esperanza hacia el futuro», señaló Cases, destaca el «trabajo de las parroquias y de los grupos de Cáritas en la acogida de los pobres». «Nos anima el descenso de las cifras del paro y que el PIB de nuestra comunidad sea de los más altos del país», aseguró, pero «al mismo tiempo nos preocupa el crecimiento de la desigualdad, la tasa de paro juvenil y la fractura social que supone que el tener trabajo no conlleve salir del nivel de la pobreza» agregó el obispo junto a una veintena de religiosos de la Isla.

En sintonía con esta línea de trabajo el presidente del Cabildo, Antonio Morales, insistió en la necesidad de luchar no solo contra el paro juvenil y la «precariedad laboral» sino también en dar respuesta a las necesidades que presentan los desempleados de más de 45 años. «Los peores años de la crisis no han pasado para todo el mundo. Aún hay gente que lo pasa mal y los que estamos en la tierra debemos hacer un esfuerzo por solucionar este problema social», añadió el responsable insular tras acompañar a la Virgen en procesión.

Este año las Fiestas del Pino han seguido las nuevas directrices con más vigilancia. Una medida que agrada pero a la vez «inquieta» a los visitantes.

«Con tanta policía una se siente segura pero es evitable pensar en lo vulnerables que podemos ser ante este tipo de situaciones», confesó Loli González en compañía de su cuñada Sofía, tras despedirse de la virgen en la basílica.

Entre los representantes que acompañaron a la imagen en procesión se encontraba la delegada del Gobierno, Mercedes Roldós, así como los mandos de Canarias, Pedro Galán, Juan Manuel Sánchez y Fernando de La Cruz.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...