El presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, presentará la ofrenda del 25 de julio en la Catedral

El rey delega en el presidente de la Xunta después de que el alcalde, Martiño Noriega, pidiera a la Casa Real no ser designado

Felipe VI ha delegado en el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, la presentación de la ofrenda del 25 de julio al apóstol Santiago en la Catedral compostelana. Con apenas ocho días de antelación, hecho infrecuente, se despeja así la incógnita sobre la identidad del oferente después de que el alcalde, Martiño Noriega, comunicara a la Casa Real su intención de no ejercer como delegado regio, anticipándose en la práctica a la posibilidad de ser designado para este cometido, al igual que lo fueron sus antecesores en la alcaldía Ángel Currás, Xosé Sánchez Bugallo y Xerardo Estévez.

Esta será la segunda ocasión en que Núñez Feijoo actuará como oferente, ya que en el 2009, al poco tiempo de acceder a la presidencia de la Xunta, también fue delegado regio, en ese caso por decisión de Juan Carlos I. Feijoo fue designado igualmente en el 2013, pero la ofrenda, como otros actos del Día de Galicia, fue suspendida debido al trágico accidente de Angrois. El año pasado, con su coronación reciente, fue el propio monarca Felipe VI el que protagonizó esta ceremonia que tiene cerca de cuatro siglos de antigüedad, alterando la tradición según la cual el rey asume personalmente la ofrenda al Apóstol en años santos. Así lo había hecho su padre en 1999, 2004 y 2010. El próximo jacobeo será el de 2021.

La ofrenda de este año viene marcada por la decisión de Martiño Noriega de autoexcluirse de los actos religiosos en cumplimiento estricto del principio de laicidad de las instituciones públicas, lo que constituye uno de los pilares del programa con el que su candidatura, Compostela Aberta, accedió al gobierno municipal tras ganar las elecciones del 24 de mayo. De hecho, ninguno de los concejales de Compostela Aberta acudirá a estos actos institucionales del 25 de julio, ni siquiera a la recepción que tradicionalmente ofrece el Concello al oferente en el pazo de Raxoi tras la ceremonia religiosa. Noriega sí estará en la recepción en su condición de alcalde, así como en el saludo a las autoridades en el Obradoiro al inicio de los actos.

Por el contrario, se prevé una nutrida representación municipal por parte de los grupos del PP y del PSOE, con sus líderes al frente, Agustín Hernández y Francisco Reyes, respectivamente. Ediles de ambos partidos de la oposición integrarán la comitiva civil que esperará el saludo del delegado regio en la plaza del Obradoiro después de que este pase revista a las tropas, para después acceder junto a las autoridades religiosas al interior de la Catedral.

Argumentando la defensa de la laicidad de las instituciones públicas, ni Martiño Noriega ni el líder de la Marea Atlántica y alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, asistieron el 14 de junio, un día después del acceso de ambos a sus respectivas alcaldías, a la ofrenda del Antiguo Reino de Galicia en la catedral de Lugo. Al regidor de Santiago le correspondía presentar esta ofrenda, y debido a su ausencia lo hizo la alcaldesa de Mondoñedo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...