El presidente de la Diputación de Valladolid anuncia la Navidad con una entusiasta defensa de la familia

El presidente de la Diputación abre los actos navideños de la parroquia de San Lorenzo con un emocionado pregón

Canto de esperanza en el futuro. Saludo navideño. Defensa de la familia. Pregón de las Fiestas del Nacimiento del Hijo de Dios. Todo esto, junto, quedó unido anoche en la emocionada y emocionante intervención que protagonizó el presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero, ante los feligreses de la Parroquia de San Lorenzo en el Pregón de la Navidad.
 
Bajo la presidencia de Jesús Mateo, párroco de San Lorenzo, y de la máxima responsable de la Asociación Belenista Castellana, María del Carmen de la Fuente Divar, Jesús Julio Carnero hizo una encendida defensa de la necesidad de afrontar el futuro con el mayor de los optimismos. No fue una mera declaración de intenciones, ni una frase lanzada al viento; al contrario, representó un ferviente deseo hacia toda la sociedad puesto que detalló la fórmula para conseguirlo: «Nuestro presente de crisis económica, social y de valores tiene que ser un futuro no temido, como el de María y José. Tenemos que vencerlo haciendo de él un presente de prosperidad y, para ello, son necesarios la ilusión, los buenos deseos y el trabajo de todos los españoles juntos. Tenemos que hacer –añadió– como hace San José cuando recibe en sueños la orden de ir a Galilea, según nos dice Benedicto XVI: 'Debemos afrontarlo de forma decidida y siendo juiciosamente emprendedores'».
 
La figura de José
El pregón navideño de Jesús Julio Carnero tuvo dos paradas especiales. Una en la figura de San José, otra, en la familia.
De San José resaltó que para él es una figura que «con los años va adquiriendo especial interés. José en el Belén es el que está pero apenas se ve, está siempre, siempre en segundo plano».
Acudió el presidente de la Diputación, anoche en funciones de pregonero de Navidad, al Evangelio de Mateo para recordar que éste califica a San José de «hombre justo» y se preguntó qué dice la figura de José al hombre de hoy. A él le habla «de humildad, de modestia, de discreción». Le habla «de un hombre no solo a reivindicar en el siglo XXI, sino a reconocer porque existe, porque le vemos a diario».
 
En este sentido, recalcó que se trata de un hombre «que es mayoría, que trabaja en silencio, que lucha por sus hijos, que educa junto a su mujer a su prole, que cree en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, que rechaza y condena la violencia de género. Que es un hombre justo».
 
Para Jesús Julio Carnero, los valores que encarna San José son «reales y necesarios en la sociedad en la que vivimos, en la España de la crisis. Porque solo desde el saber estar en segundo plano, solo desde la humildad, solo desde el trabajo bien hecho saldremos de estos momentos tan delicados en los que 52.600 vallisoletanos son los ojos y la cara de un drama: el querer y no poder trabajar».
 
Representación central
En su alocución a los feligreses de San Lorenzo, el presidente de la Diputación se detuvo de manera prolongada en lo que para él es la representación central de la Navidad y del Belén, «que no es otra que la familia».
 
Se preguntó el presidente por qué en el Belén no hay representación de los abuelos: «Ya ven, yo estoy por poner alguna figurita más». Y lo hizo porque al hablar de la familia él piensa «siempre» en sus abuelos, en las navidades que pasaba en su localidad natal de Aspariegos, en Zamora, donde le «nacieron». Y fue en este punto, con anécdotas de sus abuelos, donde recordó cómo su madre «se ha cuidado mucho» de que él y su hermana hayan aprendido la lección de que en Nochebuena los abuelos «no deben estar solos».
 
La crisis, agregó, «con sus dos apellidos, pobreza y soledad, se nos aparece y hoy invade rincones hasta hace poco tiempo inimaginables». Esta afirmación le permitió dar paso al recuerdo-homenaje de «la mucha gente anónima y las muchas instituciones» que ayudan a quienes estos días están solos y no tienen medios para, ni de lejos, celebrar la Navidad. «También la familia, también, luchando contra la pobreza y la soledad».
 
El pregón concluyó con un canto a la esperanza, a la magia no explicable de la noche de Reyes. «Porque si algo sabemos es que desde la esperanza, desde esa magia vamos a alcanzar nuestros sueños, nuestros sueños personales, nuestros sueños colectivos». Y para cerrar su emocionada intervención, un deseo: «Hagamos de la Navidad y del resto del tiempo, parafraseando a nuestro querido don Miguel Delibes, una Navidad con ambiente».
 
El acto finalizó con un concierto del Coro de San Lorenzo y del grupo 'Trivial Suite' (acordeón, flauta y percusión), que inauguraron el programa musical de la parroquia.
 
Feliciano Trebolle, Jesús Mateo, Jesús Julio Carnero, Rosa Urbón y la madre del presidente de la Diputación, Aurora García. / G. VILLAMIL

Archivos de imagen relacionados

  • Presidente Diputacion Valladolid
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...