El presidente de la Diputación de Burgos ruega a Santo Domingo «diálogo para dar soluciones»

Caleruega volvió a homenajear ayer a su ilustre paisano -a la par santo patrón de la provincia, Santo Domingo de Guzmán-, como cada 8 de agosto. Cita a la que no faltaron los vecinos de la villa y visitantes llegados a ésta, así como convecinos de pueblos cercanas. Junto a ellos, fueron muchos los alcaldes y representantes políticos de diversas instituciones quienes se acercaron ayer a Caleruega respondiendo a la invitación emitida por la corporación local que encabeza Lidia Arribas. Así como religiosas, entre quien estuvo el nuevo arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, que ofició la misa.

Por primera vez como portadora del bastón de máxima regidora municipal -tras hacerse cargo de la Alcaldía el pasado mes de mayo en sustitución de José Ignacio Delgado-, Arribas se mostraba emocionada por encabezar un festejo que como concejal y vecina ya ha disfrutado a lo largo de estos años, y en el que Caleruega se convierte en representante de toda la provincia burgalesa a la hora de recordar al santo.

Uno de los invitados al festejo fue el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, quien pidió al patrono de la provincia, «que el diálogo sea la mejor herramienta para solucionar los problemas de los ciudadanos», comentó antes de la celebración de esta festividad en la iglesia de las Madres Dominicas del municipio.

En este sentido, Rico pidió también «por todos los que tenemos responsabilidades políticas en diferentes ámbitos, para que el diálogo sea también nuestra mejor herramienta para solucionar los problemas de los ciudadanos, que es a quienes servimos», deseó. En declaraciones a Ical, Rico reconoció que, «de forma subliminal, esta petición de diálogo encaja perfectamente al hablar de responsabilidad nacional para que se logre formar Gobierno y deje de estar en funciones». Responsabilidad nacional que como remarcó, «es también importante para los ayuntamientos y Diputación ya que de ella deriva una incertidumbre jurídica que nos repercute a nosotros», señaló.

Y es que como argumentó, en estos momentos «hay determinados ámbitos legales paralizados que nos afectan como instituciones provinciales y municipales», por lo que reiteró su petición de diálogo «y compromiso con la sociedad» .

Por ello, no dudó en dar ánimos a los alcaldes y alcaldesas de la provincia «que están en el día a día para mejorar los servicios públicos de sus ciudadanos», comentó reconociendo la labor de éstos.

El responsable provincial se desplazó ayer, como cada año en estas fechas, a la localidad ribereña donde también pidió al santo «por una mejora de la situación que atraviesan muchas personas que aún lo están pasando mal con la lacra del desempleo»; así como por las personas dependientes y aquéllas con discapacidad, «y por los jóvenes y por los burgaleses, en general».

Finalmente, Rico recordó que 2016 «es especial», en cuanto a que el 22 de diciembre de este año se cumple el VIII Centenario de la Orden de los Dominicos, fundada en 1216 por Santo Domingo de Guzmán (Caleruega 1173-Bolonia 1221), «y en el que la Diputación en colaboración con la Junta y el Ayuntamiento del municipio convocará actos para este aniversario».

Acciones que van desde el ámbito patrimonial -con la restauración de algunos de los conventos más emblemáticos de la Orden-, al cultural con publicaciones y exposiciones, entre otras propuestas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...