El presidente de la Comunidad, el de la Asamblea, el delegado del Gobierno y el alcalde de Murcia en la bajada de la Virgen de la Fuensanta

La Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia, ya descansa en la Catedral de Murcia. En romería ha bajado de su santuario del Monte para pasar en la ciudad la Semana Santa y Fiestas de Primavera. La imagen, acompañada de miles de fieles, ha sorteado un año más el paso a nivel de Santiago el Mayor cortado por las obras de soterramiento. El recorrido, algo más largo de los 9 kilómetros habituales, le han llevado a Torre de Romo a través de la calle pintor Almela Costa. Durante el recorrido, la imagen ha sufrido un incidente al tocar con la corona un cable de la luz. El tropiezo se ha saldado sin mayores complicaciones.

La Virgen era recibida con honores en el barrio del Carmen, frente a la iglesia donde recibía una lluvia de pétalos. En el interior del templo le cantaban el ‘Salve Regina’ y a su salida, de nuevo, repique de campanas. De ahí, ya de noche y sorteando el fuerte viento llegaba a la catedral de Murcia entre la devoción de los romeros. En el cortejo de autoridades, el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, el presidente del gobierno autonómico, Fernando López Miras, el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo, y el alcalde de Murcia, José Ballesta. Para José Vélez, nuevo delegado del gobierno en la Región, también presente, era su primer recibimiento a la patrona de Murcia.

El dispositivo especial de seguridad con motivo de la Bajada de la Virgen de la Fuensanta ha incluido 62 agentes. Ellos han sido los encargados de garantizar el normal desarrollo del evento, controlar y cortar el tráfico y establecer las mejores condiciones de movilidad. El itinerario ha comenzado en el santuario de la Fuensanta pasando por la calle Subida al Santuario, calle santuario de la Fuensanta, RM 302, calle Saavedra Fajardo, carretera de Algezares, barrio del Progreso, Ronda Sur, calle Pintor Almela Costa, calle Torre de Romo y calle Princesa. El cortejo también ha discurrido por la Alameda de Colón, Puente Viejo, Plaza Martínez Tornel, calle Tomás Maestre, Glorieta de España, calle Arenal y plaza del Cardenal Belluga.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, hacía un llamamiento a la tranquilidad horas antes de que la Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia, baje a la Catedral, con motivo de la Semana Santa y Fiestas de Primavera. Tras recordar que Murcia «es la única región en la que aún no se ha detectado ningún caso de coronavirus«, ha insistido en ese mensaje de «serenidad», ya que, ha manifestado, «todos los servicios sanitarios están entrenados y preparados para cualquier cuestión que pueda surgir».

Ballesta ha pedido que no se transmita una sensación de «pánico ni de gravedad, sino de tranquilidad y normalidad». Y es que, ha explicado, «en muchos casos hay otra serie de enfermedades que las aceptamos como normales y tienen una tasa de mortalidad más alta que el coronavirus». También ha señalado que hay una serie de normas básicas para cualquier infección viral, «higiene personal, evitar contactos personal y solo en aquellas personas que tienen esos síntomas pues acudan al centro sanitario para el diagnóstico«. Si alguna persona es diagnosticada, «lo que tiene que hacer es protegerse para no contagiar al resto, pero no hay ninguna necesidad de extremar, más allá de esas normas que existen para cualquier otra enfermedad viral», ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...