El presidente de Cantabria visita la Iglesia de Santa María, cuyas obras supondrán un «esfuerzo inversor» de casi 600.000 euros

El presidente «reafirma el compromiso» del Gobierno con Castro Urdiales, «con sus ciudadanos y con su patrimonio»

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha "felicitado" a los castreños por el inicio de las obras de conservación de la girola de Santa María de La Asunción de Castro Urdiales, que responden -ha dicho- a "un compromiso del Gobierno con la villa, con sus ciudadanos y con su patrimonio".

El presidente Diego ha explicado que, además de estas labores de restauración de la girola se está trabajando en devolver la monitorización con sensores dentro de la Iglesia para hacer un seguimiento de la estabilización del edificio y, con ello, tomar las decisiones de conservación de esta "joya" que, en su opinión, va "más allá de lo histórico y arquitectónico", que se ha desarrollado "en paralelo a la propia historia de Castro Urdiales".

El presidente ha mostrado su confianza en que los cántabros "sepan apreciar" el "esfuerzo" inversor y de gestión que el Gobierno de Cantabria hace para llevar a cabo esta actuación en estos tiempos de "dificultades económicas".

Para Ignacio Diego, Santa María es "un referente" desde muchos puntos de vista. En primer lugar, por su "altísimo valor arquitectónico" por ser el principal edificio Gótico del norte de España y el más hermoso, construido en la misma época que la Catedral de Burgos.

Se trata, además, de "un referente religioso, social y de valores", así como desde el punto de vista de la vinculación de la historia de la Villa con este edificio por el hecho de que la construcción de la Iglesia supusiera el relanzamiento del comercio desde Castro Urdiales con Inglaterra, Francia y Flandes.

En la visita a Castro Urdiales, el presidente ha estado acompañado por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Miguel Ángel Serna; el alcalde, Iván González; el director general de Cultura, Joaquín Solanas y miembros de la Corporación Municipal, entre otros.

REFERENTE EN EL CANTÁBRICO

Las obras de conservación de los paramentos exteriores de la girola de la Iglesia de Santa María de la Asunción de Castro Urdiales, declarada Bien de Interés Cultural en 1931, suponen una inversión de 577.576 euros y tienen un plazo de ejecución de seis meses.

Se está llevando a cabo ya sondeos alrededor de la girola para buscar la intervención que menos afecte a los restos arqueológicos que están apareciendo. A partir de aquí, en estos seis meses se va a llevar a cabo la limpieza tanto de la piedra como de los morteros de rejunteo y de los revocos. Se eliminará la vegetación, el material disgregado y las sales y los elementos prefabricados de hormigón y los morteros construidos con cemento.

Asimismo, se retirarán las rejas de los ventanales, tanto por ser causa de algunas de las patologías de los muros como su influencia negativa en la correcta percepción del monumento. Se reconstruirán los elementos de cantería debilitados o inexistentes que complementan la estabilidad estructural, y que también propicia las retenciones selectivas de humedad, así como los elementos constructivos que tienen función de protección sobre las fábricas, como botaguas.

Además, el proyecto incluye la construcción de un sistema de zanja ventilada a la girola y otro paralelo de recogida de aguas de lluvia que se conducirán hasta el acantilado. Por último, se pavimentará la zona afectada con adoquín de piedra caliza, según informa el Gobierno regional en nota de prensa.

Archivos de imagen relacionados

  • obras iglesia SMaria CastroUrdiales2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...