El presidente autonómico, Garcia-Page (PSOE), el de la Diputación y el alcalde de Albacete entre las numerosas autoridades en la toma de posesión del nuevo obispo

El hasta ahora obispo auxiliar de Toledo Ángel Fernández Collado ha tomado este sábado posesión como nuevo obispo de Albacete, en sustitución de Ciriaco Benavente, en una ceremonia a la que ha asistido el presidente regional, Emiliano García-Page, para darle personalmente la enhorabuena.

La ceremonia se ha celebrado en la catedral San Juan Bautista de Albacete y ha contado con la asistencia del Nuncio Apostólico, Renzo Fratini, más de 30 obispos y cardenales, más de 200 sacerdotes y numerosas autoridades civiles y militares.

La ceremonia ha arrancado con la intervención de Ciriaco Benavente, a la que ha seguido la del Nuncio, que ha invitado a Fernández Collado a ocupar la cátedra, entregándole el báculo que simboliza la sucesión apostólica y el pastoreo que ejercerá sobre la Diócesis de Albacete, según fuentes de la citada institución.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha destacado que tanto Fernández como su antecesor, Ciriaco Benavente, son «muy buenas personas en la atención de los creyentes y de quienes no lo son», al tiempo que ha recordado el trato personal que ha mantenido con él, desde este sábado, obispo de Albacete, como en su anterior etapa como obispo auxiliar de la Archidiócesis de Toledo.

García-Page también ha tenido palabras de reconocimiento para la labor desarrollada por Ciriaco Benavente (que ha sido obispo diocesano de Albacete durante los últimos doce años), a quien ha descrito como «magnífico pastor» y «buen ciudadano, muy comprometido y con alma social» y a quien ha deseado «todo lo mejor en lo personal, familiar y en su trabajo».

El nuevo obispo de Albacete es natural de Los Cerralbos (Toledo) y desde 2013 ha ocupado el cargo de obispo auxiliar de la Diócesis de Toledo, además de profesor de Historia de la Iglesia en el seminario conciliar San Ildefonso.

Asimismo, durante este mismo período, Ángel Fernández Collado, ha sido vicario general y moderador de curia de la archidiócesis de Toledo, además de miembro de las comisiones episcopales de Patrimonio Cultural y de Liturgia en la Conferencia Episcopal.

El alcalde de Albacete, Manuel Serrano, ha asistido este sábado al acto de posesión e inicio del ministerio episcopal en la Diócesis de Albacete de Monseñor Ángel Fernández Collado que ha tenido lugar en la Catedral de la capital.

Manuel Serrano ha querido así, dar la bienvenida a la ciudad al nuevo obispo de Albacete, D. Ángel Fernández que toma el relevo de D. Ciriaco Benavente. El máximo mandatario de la ciudad ha deseado mucha suerte en esta nueva andadura y se ha puesto a su disposición para seguir trabajando por Albacete y los albaceteños.

También han estado presentes, el presidente de la Diputación, políticos, representaciones militares, policiales, y otras autoridades.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...