El PP tumba en el Congreso la iniciativa de IU para poner fin a los privilegios económicos de la iglesia católica y abrir el camino para su autofinanciación

El diputado Joan Josep Nuet presentó una enmienda transaccional para recabar el apoyo de otros grupos a través de la cual se revisaba el plazo para adaptar los beneficios fiscales de tal manera que la Iglesia empezara a pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles

El Grupo Popular ha rechazado hoy en la Comisión Constitucional del Congreso la iniciativa de Izquierda Unida que perseguía poner fin a los privilegios económicos de los que sigue disfrutando la Iglesia Católica en nuestro país y abrir el camino para la autofinanciación de esta confesión religiosa.

El diputado de IU y portavoz en esta Comisión Constitucional, Joan Josep Nuet, fue el encargado de defender la proposición no de ley de esta formación. Nuet presentó, a su vez, un texto transaccional para recoger las enmiendas presentadas por los grupos Socialista y Mixto, que finalmente apoyaron la iniciativa.

El texto transado por el parlamentario catalán de IU recogía los siguientes puntos por los que el Congreso instaba al Gobierno a:

1. Llevar a cabo las medidas oportunas para establecer un calendario con un plazo de adaptación para la completa autofinanciación de la Iglesia Católica

2. Revisar en ese plazo de adaptación los beneficios fiscales de los que disfruta la Iglesia Católica con el objetivo de su homologación al sistema general, en particular, en lo que respecta a las exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

3. Revisar en ese plazo de adaptación el sistema de asignación tributaria a la Iglesia Católica en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En una tendencia a su progresiva desaparición

4. Recortar en un 20% la asignación tributaria a la Iglesia Católica en el IRPF en los Presupuestos Generales del Estado para 2012, con la finalidad de que la Iglesia participe en el esfuerzo colectivo necesario para superar la crisis.

Durante su intervención, Nuet explicó que esta iniciativa se presenta “en un contexto de crisis” y también por la “evidencia real” que supone conocer que “la Iglesia Católica española es una de las grandes propietarias de inmuebles de todo tipo, acumulados durante una larga historia en nuestro país y, por tanto, una realidad que podríamos  decir que está sobre la mesa de miles y miles de municipios de nuestro  país”.

Recordó que “estas propiedades no pagan impuestos, entre ellos el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En un contexto de crisis las administraciones públicas están colocando sobre la mesa el debate de esta exigencia tributaria” con la Iglesia.

Argumentó que “si no hacemos este debate ahora, sino lo abordamos por la puerta nos va a entrar por la ventana. Por  tanto, lo mejor es coger el toro por los cuernos, analizar el debate, dialogar con esta iglesia propietaria y llegar a acuerdos entre las administraciones públicas y la Iglesia Católica de nuestro país”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...