El PP no logra que Zaragoza desista de litigar contra las inmatriculaciones

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza se ha quedado solo y no ha logrado que el Pleno apoye su moción en la que pedía al Gobierno de la ciudad que desistiera de las acciones judiciales para pedir la nulidad de la inmatriculación de varios templos de la Iglesia, como la Seo.

En la iniciativa plenaria, rechazada con el voto en contra de ZeC, PSOE y CHA y la abstención de Ciudadanos, el PP instaba al equipo de gobierno a desistir de dichas acciones al entender que carece de competencia para ello y supone un gasto de dinero público «absurdo».

Así, en su intervención, el concejal popular Sebastián Contín ha considerado que el debate sobre la inmatriculación de la Seo y la iglesia de la Magdalena, ampliado posteriormente a las de San Juan de los Panetes y Santiago el Mayor, ha saltado de «la barra del bar» al Ayuntamiento para tapar la gestión de ZeC y así «polarizar» y «excitar» a sus votantes más radicales, dado que la Iglesia es un enemigo «gratis total» porque «no se va a defender».

A su juicio, ZeC se sitúa en un «anticlericalismo trasnochado» y coloca su acción de gobierno «entre la desamortización y la Segunda República».

Asimismo, ha calificado de «lamentables» las posturas de PSOE, Ciudadanos y CHA por permitir que el alcalde, Pedro Santisteve, siga destinando recursos públicos a su «cruzada radical», con la que cree que insta a «un escrache a la Seo» mientras, a la vez, pide al Papa por carta un «debate sosegado».

Contín ha preguntado también por qué no se ha recurrido la inscripción de la iglesia de San Pablo o de la Basílica del Pilar, la cual ha asegurado que se inmatriculó el mismo día que la Seo.

Por ZeC, el concejal Alberto Cubero ha insistido en que lo que hace el Consistorio es defender lo público después de que la Iglesia católica se apropiara «indebidamente» de templos, locales, calles, caminos o viviendas, en lo que ha descrito como «uno de los mayores expolios urbanísticos de la historia de este país».

Lo que está en cuestión, ha subrayado, no es el uso religioso de los templos, sino que la Iglesia pueda apropiarse «indebidamente» de cualquier bien público, algo que «no está bien, aparte de no ser legal», lo haga la Iglesia católica o lo haga el PP, al que ha aprovechado para recordar sus casos de corrupción.

Cubero ha reconocido que «probablemente» la competencia para ello corresponda a los gobiernos autonómico y central, pero ha asegurado que sí que tienen legitimidad para defender el interés público y que no podían permanecer en la «impasividad».

En representación del PSOE, Roberto Fernández ha considerado que con esta moción en defensa de la inmatriculación los populares crean conflictos donde no existen y se sitúan en un «oportunismo que roza la demagogia», aunque ha admitido que no se trata de un asunto que esté «corroyendo» a la sociedad civil y que ha sido introducido por ZeC para tapar su «falta de gestión».

Ha apostado también por que estos espacios religiosos dispongan de horarios gratuitos que permitan a los ciudadanos, «fieles e infieles», ver esos monumentos que pertenecen «a todos», y ha instado a la curia eclesiástica a ser «más humilde» a este respecto y no «pecar de soberbia».

La concejala de Ciudadanos Cristina García ha pedido centrar el debate después de toda la polémica desatada y, pese a que ha coincidido en que «seguramente no es una prioridad», al vencer el plazo para litigar «alguna medida había que tomar».

Por tanto, ha sostenido que no se trata de una «falsa polémica», ya que el debate «está ahí» y los datos siembran «muchas dudas» sobre si el proceso de inmatriculación se hizo bien o no, pero es algo que debe determinar un juez.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha recalcado que «jamás» se ha pretendido cambiar los usos religiosos y que, si así fuera, defenderían «con uñas y dientes» este derecho.

Del mismo modo, ha asegurado que la moción del PP pretendía defender los derechos «de unos pocos» y ha recordado que la Iglesia católica, al amparo de una legislación franquista e inconstitucional, inmatriculó propiedades «en fraude de ley».

Previamente, en representación de Movimiento Hacia un Estado Laico (Mhuel), ha intervenido Alicia Alcalde, quien ha denunciado que fueron «increpados» e «insultados» por el edil popular Pedro Navarro cuando se debatió sobre este asunto en el Pleno del pasado mes de febrero y, además, recibieron gestos «groseros» y «maleducados» por parte de sus compañeros de partido, el cual cree que «harían bien en disolver».

Ha considerado que el PP intenta que la ciudadanía no conozca el «expolio monumental» de la Iglesia católica y ha acusado también al PSOE de «dejación de responsabilidades» a este respecto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...