El PP no entra a valorar las críticas del Papa sobre el laicismo de España

El PSOE evita la confrontación: las respeta, pero no está de acuerdo

La visita del Papa y el que comparase el anticlericalismo de la España de José Luis Rodríguez Zapatero con el de los años 30 ha estado presente en las ruedas de prensa de los dos principales partidos este lunes. El PSOE ha evitado entrar en confrontación con el Santo Padre; le respeta, pero no está de acuerdo con él. El PP ha esquivado hacer valoraciones sobre sus polémicas palabras y ha subrayado la importancia del viaje de Benedicto XVI para España.

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, se ha limitado a expresar su “respeto” al Papa ante la insistencia de la prensa. No obstante, ha reconocido que el partido del Gobierno no está de acuerdo en todo con el Pontífice. “En muchas de las cosas que ha dicho estamos de acuerdo y hay algunos matices en otras cuestiones”, ha asegurado.

No lo han tratado
Iglesias, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, ha informado de que los dirigentes del PSOE no han tratado el periplo del Papa por Barcelona y por Santiago de Compostela. Tampoco ningún miembro de la dirección del partido ha planteado que el Gobierno debiera haber sido más contundente ante las críticas del Pontífice a la laicidad en España.

Estado aconfesional
A juicio de Iglesias, la visita de Benedicto XVI “ha salido bien” y el Ejecutivo, en un Estado aconfesional como es España, lo que tiene que hacer es “respetar, y así lo ha hecho”, el “peso de la Iglesia Católica” en él. Sin embargo, ha matizado que también tiene que respetar “a los que no son de esa religión o no piensa igual”.

Satisfacción
Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha negado en su rueda de prensa a valorar las palabras del Papa en torno al laicismo. Lo que sí que ha hecho es expresar la satisfacción del partido porque la visita ha supuesto “la proyección del país a lo largo y ancho del mundo”.

El mayor dirigente de la Iglesia
De Cospedal ha justificado que no le corresponde ni a ella ni a su partido valorar las palabras del mayor dirigente y representante de la Iglesia católica. “Y es en ese ámbito donde hay que analizar las palabras, y no en el de un partido político”, ha sentenciado.  Asimismo, la política mejor pagada de nuestro país ha subrayado que el viaje del Papa a Santiago de Compostela y a Barcelona ha sido muy importante para estas dos ciudades y para España en su conjunto, al igual que lo será, en su opinión, la próxima visita de Benedicto XVI a Madrid en el 2011.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...