El PP logra retrasar la reprobación de las palabras del Papa sobre el condón

El Congreso decidirá después del verano si censura al Pontífice por defender en África que el preservativo favorece el aumento del Sida

La votación de la proposición no de ley de IU-ICV para que el Congreso repruebe "públicamente" las declaraciones del Papa Benedicto XVI sobre el sida y el uso del preservativo en su reciente viaje a Africa se ha aplazado hasta después del verano, según se ha acordado en la reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

En su visita a Africa, Benedicto XVI aseveró que "no se puede superar la enfermedad (del SIDA) con la distribución de preservativos".

Esta decisión había quedado pendiente la pasada semana después de que se registrara un empate en la Mesa de la Comisión entre el PSOE y el PP, los únicos representados, por ausencia de un diputado socialista.

Esta mañana, en el momento de volver a discutir la fecha, estaban presentes los representantes del PSOE, PP, CiU y Na-Bai, mientras que el autor de la propuesta, el diputado de ICV Joan Herrera, no llegó a tiempo a la reunión.

"Temas más importantes"

El PP mantuvo su criterio de retrasar el debate de esta iniciativa alegando que "hay temas más importantes sobre los que debatir", mientras que el representante de CiU comunicó que en la fecha que se barajaba hace una semana, el 30 de junio, no estará en Madrid por haberle surgido un viaje oficial.

"Hay temas más importantes sobre los que debatir"

Desde el PSOE, pese a que había prometido a ICV debatir su propuesta el día 30 y así lo había defendido hace una semana, se indicó que a los socialistas "les da igual cuándo debatir la iniciativa porque no es un tema urgente" y que apoyarían lo que quisiera la mayoría de los grupos parlamentarios.

De este modo, y sin necesidad de votación, se decidió trasladar la iniciativa al próximo periodo de sesiones.

Visiblemente enfadado

Según indicaron estas mismas fuentes, la presencia en la reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Joan Herrera —quien quería que la votación se celebrara a toda costa antes del verano— podría haber influido en la discusión pero cuando llegó a la reunión, con retraso, se encontró con la decisión ya tomada.

Herrera se marchó de la sala visiblemente enfadado, admitieron otros portavoces.

La iniciativa en cuestión es una proposición no de ley registrada en abril en la que se reproduce la declaración de condena que el Parlamento belga aprobó por amplia mayoría y en la que se insta al Gobierno a condenar las palabras "inaceptables" de Su Santidad y a protestar "oficialmente ante la Santa Sede".

Protestas de la Iglesia

La iniciativa de Herrera, además de provocar la división del PP en la Mesa del Congreso a la hora de calificarla, levantó una polvareda de críticas entre los conservadores y organizaciones católicas españolas.

Además, provocó incluso que el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, llamara al presidente de la Cámara Baja, José Bono, para expresarle su queja por esa iniciativa, cuyo único objetivo, a su juicio, es atacar al Papa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...