El PP fuerza a los partidos a votar si se prohíbe el «burka»

Los grupos del Senado consideran apresurado el debate

El PP mantiene tensionado el debate sobre el burka. La líder popular en Cataluña y senadora, Alicia Sánchez-Camacho, presentará hoy en el Senado una moción que insta al Gobierno a prohibir el velo integral que utilizan algunas mujeres musulmanas. La propuesta está en sintonía con la impulsada en Francia por el presidente Nicolas Sarkozy, que extiende el veto a todo el espacio público. Es decir, no sólo en edificios públicos (como en Lleida) sino también en la calle.

Hace dos días, una senadora del PSC planteó llevar una moción similar, aunque más moderada, a la Cámara alta. La tarraconense Judit Alberich, sin embargo, ha tenido que echar marcha atrás después de que su partido -con el presidente José Montilla a la cabeza- la desautorizara de plano. Sánchez-Camacho aprovechó ayer esa indecisión para cargar contra los socialistas (les acusó de falta de valentía) y erigirse en adalid de la prohibición.

En contraste con lo ocurrido en el PSC, Sánchez-Camacho subrayó que su plan cuenta con el visto bueno de la dirección nacional del partido. El escenario en el que la líder del PP catalán lanzó su anuncio no fue elegido al azar.Santa Coloma de Gramenet, localidad del cinturón barcelonés, tiene un elevado índice de población musulmana y está considerada uno de los focos en los que se ha abierto paso con más fuerza una visión rigorista y muy conservadora del islam. Algunas operaciones vinculadas con el terrorismo islamista han tenido como epicentro la localidad, donde puede verse algún que otro burka y algunos niqabs, otra clase de velo que sólo deja al descubierto los ojos.

El argumento esgrimido para prohibir el velo integral es defender el derecho a la igualdad de la mujer. El PP catalán insistió en que no hay que dejar el debate en manos de los ayuntamientos, sino que es necesaria una regulación estatal. En los últimos días, y siguiendo el ejemplo de Lleida, grupos políticos (entre ellos, el PP) de seis municipios catalanes han anunciado mociones contra el burka. Fuentes del PP no se pronunciaron sobre si, como en Francia o Bélgica, la regulación debe incluir multas a las mujeres que lleven esta prenda o a los hombres que impongan su uso.

La iniciativa del PP podrá ser debatida y votada en el Pleno del Senado del 23 de junio. Aunque la falta de simpatía por el burka es compartida por todos los grupos políticos en sus manifestaciones públicas, a la hora de retratarse en una votación sobre su prohibición por ley entrarán en juego otras variables. Sin descartar que la senadora Sánchez-Camacho pueda lograr un texto de consenso, a priori tiene muy difícil sacar adelante su iniciativa. Fuentes del PSOE consideran una "vergüenza" la propuesta, por electoralista y demagógica. Su oposición está garantizada, por lo que el PP necesitará a otros grupos.

Aquí se encontrará con que CiU, el principal grupo bisagra del Senado, aunque declina pronunciarse sin conocer el texto, cree que esta cuestión debe regularse a nivel municipal o autonómico. Lo que el PP pide es una prohibición estatal. El PNV cree que esta debe ser una "reflexión global" que supera incluso el ámbito español y rechaza planteamientos "populistas", dijo ayer su presidente, Iñigo Urkullu. La experiencia de los últimos años dice que el PP puede contar con CiU o el PNV en el Senado para cualquier tema económico y algunos temas sociales, pero no para los que tienen que ver con Cataluña.

Además, el contexto de la inminente campaña electoral catalana no favorece acuerdos entre ninguno de los cinco partidos de esa comunidad con representación en Madrid. Artur Mas (CiU), Joan Ridao (ERC) o Joan Herrera (ICV) coincidieron ayer mismo en considerar improcedente el debate. La iniciativa de Sánchez-Camacho, por tanto, nace aislada.

El debate político

Alicia Sánchez Camacho (PP): "El burka afecta a los derechos de igualdad de las mujeres en España".

José Montilla (PSC): "Hay problemas más importantes que el burka".

Artur Mas (CiU): "No necesariamente hay que regular a nivel español el burka", que "no debe tener lugar en el espacio público".

Iñigo Urkullu (PNV): "Más allá de aplicar medidas locales, tiene que haber una reflexión global".

Joan Herrera (ICV): "No me gusta nada el burka, pero llevar el debate al Senado es distraer la atención".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...