El PP de Villarrobledo considera que la Iglesia no debe pagar el IBI y que no tiene privilegios

La concejala del Partido Popular de Villarrobledo, Caridad Ortiz, ha vuelto a reafirmarse en la postura de su grupo durante el pasado Pleno municipal asegurando que no se deben eliminar las exenciones fiscales de la Iglesia católica ya que considera que «ahorra dinero al Estado» y «no goza de privilegios».

Ortiz ha recordado que el argumento del PP fue «claro y rotundo, quizás demasiado real para quienes están acostumbrados a maquillar y a falsear lo que ocurre», ha recriminado. Así, ha destacado los datos de la Diócesis de Albacete y del vicesecretario de asuntos económicos de la Conferencia Episcopal que como ha recordado, proceden del Concordato firmado entre el Estado y la Santa Sede en 1979, y que tiene carácter de Tratado Internacional y no competencia a nivel municipal. Por otra parte, ha hecho hincapié en que el resto de acuerdos se rige por la ley de entidades no lucrativas con la aprobación de la Ley de Mecenazgo de 2002 que recalca que la Iglesia no debe pagar el IBI en tanto que no se dedica a fines lucrativos ni tampoco genera un movimiento de negocio de 20.000€ al año en la localidad, según ha aclarado.

Con todo esto, la concejala del Partido Popular ha recalcado que «la Iglesia ni tiene ni quiere privilegios» pero tampoco «que se la discrimine» ya que, según ha añadido, «no solo sale gratis sino que ahorra dinero al Estado», algo que bajo su punto de vista, se utilizó durante el Pleno «para considerar que no se entendió bien la moción y que se mintió deliberadamente». Ortiz ha pedido al concejal de Se Puede Villarrobledo, Mario de la Ossa, «que no cuestione la veracidad» de sus palabras ya que «es fácil entrever las sutiles intenciones de su discurso», según ha considerado, achacando al Partido Popular y a la Iglesia la falta de financiación del Ayuntamiento y culpándoles de agravar el déficit público por las exenciones fiscales. La concejala ha pedido que «no se hable de fraude fiscal, de competencia desleal o de grandes privilegios» para lo que ha enumerado datos económicos que reflejan que la parroquia de San Sebastián de Villarrobledo dona a través de contribuciones no confesionales unos 12.000 euros al año en causas, colectivos o entidades solidarias como el economato solidario de Cáritas, para el apoyo de la educación de Zimbabwe, campañas contra el hambre, etc., además del voluntariado «que ofrece su tiempo a los demás» de manera gratuita.

Caridad Ortiz se ha preguntado si con este tipo de datos, unidos al del resto de parroquias de la localidad, «sigue siendo preocupante que pague el IBI la Iglesia», ya que ha considerado que «no quedan privilegios». También ha considerado que esta propuesta se ha presentado para «poder decir que ha sido Izquierda Unida la que ha conseguido que la Iglesia pague» y ha acusado de «respuesta trampa» el recordatorio durante el Pleno del concejal de IU Manuel Clemente cuando enumeró la importante aportación de la Iglesia a la televisión privada 13TV ya que según ha declarado, «fue destinada por parte de los Obispos por el IRPF».

Para la concejala popular, «cada vez es menor la dependencia de Organismos públicos» ya que el 79% de los recursos que llegan por la asignación tributaria de la Declaración de la Renta se designa al mantenimiento de las Diócesis y el 21% se distribuye «según criterios aprobados como la seguridad social del clero, obispos, proyecto de rehabilitación de templos, Cáritas diocesanas y actividades pastorales».

En cuanto al asunto del Pleno, Caridad Ortiz asegura que sí se presentó para imponer nuevas políticas fiscales a a Iglesia ya que ha confirmado que el censo que se reclamaba sobre bienes de la Iglesia católica y de otras confesiones en la localidad «ya existe» y que los conventos y parroquias lo muestran con total naturalidad para que se «actualice» pero «no para que se utilice políticamente».

Para finalizar, ha felicitado a la Hermandad de San Cristóbal por la festividad de su patrón que están celebrando durante estos días y ha agradecido la implicación de las personas que de manera altruista y anónima colaboran con la Iglesia y con los demás. Por todo ha pedido que «no se ponga en duda la labor» de la misma y que se trabaje «por lo que necesitan los ciudadanos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...