El PP de Galapagar inicia en la región «la guerra del burka»

El Grupo Municipal del Partido Popular de Galapagar tratará de aprobar hoy una moción en el pleno que se iniciará a las nueve de la mañana y en el que está previsto que solicite la prohibición del uso de velos integrales en edificios e instalaciones municipales. Las prendas prohibidas son el burka, la vestimenta que cubre a las mujeres de la cabeza a los pies y solo les permite unas rejillas a la altura de los ojos, y el niqab, similar al anterior, pero que dispone de una abertura en la parte de los ojos que puede llegar a ser más grande. La moción de los populares prohíbe el acceso a las instalaciones municipales con cualquier otro atuendo que oculte el rostro y dificulte la identificación de la persona, "por tratarse de una discriminación que no está amparada por la libertad religiosa al ser contraria a la dignidad de las personas".

Con esta iniciativa, el PP trata de trasladar la guerra del burka a la Comunidad de Madrid, pese a que en esta localidad de 31.829 habitantes solo viven unos 1.700 ciudadanos procedentes de países de religión musulmana (637 mujeres), como por ejemplo Marruecos, Argelia, Nigeria y Senegal. Además, estos este tipo de prendas no son muy habituales en estos lugares; realmente proceden de países como Afganistán o Turquía o los del golfo Pérsico.

De los 21 concejales del Consistorio, el PP cuenta con nueve, y gobierna con el apoyo de dos ediles de la Plataforma de Vecinos de Galapagar (PdVG) tras una moción de censura en septiembre de 2008 que desbancó de la alcaldía a Carmen Toledano, del PSOE. Los socialistas tienen cinco concejales; Coalición Activa Galapagar, dos; Foro Verde, uno; Centro Democrático Liberal, uno; y hay un edil independiente.

Según adelantó a Efe el concejal de PdVG Luis Remacha, su formación pedirá en el pleno que se haga otra moción "solicitando que sea el Estado español quien legisle sobre esta cuestión". Si la iniciativa del PP sale adelante, según Remacha, PdVG se abstendrá.

La portavoz del Grupo Socialista, Carmen Andoanegui, explicó que su formación política apoyará la propuesta de PdVG de retirar la moción del PP, para lo que cuenta con cuatro de sus cinco concejales dado que uno de ellos ha anunciado que no podrá asistir.

Horas antes de que se celebre el pleno, solo en un punto se ponen de acuerdo todos los partidos políticos de Galapagar. Que el burka no es una preocupación para el municipio. El propio alcalde, Daniel Pérez Muñoz (PP), reconoce que no es un problema actual en la localidad. Al igual que el primer edil el resto de los grupos de la oposición han asegurado que esta situación no toca a Galapagar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...