El PP considera la escuela concertada «un pilar fundamental» para la libre elección de centro

La secretaria nacional de Educación, Sandra Moneo, avanza que la reforma de la LOE buscará «la mejor fórmula» para garantizar ese derecho a los padres

Los miembros del PP continúan haciendo oídos sordos a las peticiones populares que, desde diversos ámbitos, solicitan al Gobierno de Mariano Rajoy que no aplique el tijeretazo –ya aprobado– en Educación. 

Pese a la huelga protagonizada el pasado 22 de mayo por toda la comunidad educativa (sindicatos, profesores y alumnos de todos niveles), el enfado de los rectores de las universidades y las críticas de la oposición, los conservadores siguen defendiendo su Real Decreto-ley de medidas de racionalización del gasto en Educación.  

La secretaria nacional de Educación e Igualdad del PP, Sandra Moneo, ha sido la última en pronunciarse al respecto. Esta mañana, en un desayuno de prensa, alabó al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien, frente a las críticas, "es un aval para las reformas del sistema educativo", declaró.

"Conoce perfectamente las reformas que hay que acometer", continuó Moneo, "ya que es una persona absolutamente empapada de cuál es la situación actual del sistema educativo".

La también portavoz de Educación del Grupo Popular en el Congreso también defendió, como hizo en su día su homólogo en Sanidad, José Ignacio Echániz, la colaboración público-privada en la gestión de la enseñanza. "La escuela concertada es un pilar fundamental en el ejercicio de la libertad de enseñanza", espetó. "Sin libertad de elección no  hay calidad", sentenció después. 

Para justificar su opinión, Moneo argumentó que el artículo 27 de la Constitución defiende el derecho de los padres a elegir centro educativo, modelo y tipo de educación para sus hijos. Por eso, según la portavoz del PP, la reforma de la actual Ley Orgánica de Educación buscará "la mejor fórmula para que ese derecho sea una realidad".

En cuanto a las movilizaciones, concentraciones y huelgas de los últimos días, Moneo les quita importancia: "Todos los cambios han tenio respuesta social; ningún ministro de Educación se ha quedado sin movilización", explicó. "Y la respuesta social hay que valorarla y calibrarla en su justo término".

Por último, la secretaria nacional de Educación e Igualdad detalló las esperanzas que su partido tiene en que la reforma educativa -que podría entrar en vigor en el curso 2013-2014- "tenga un desarrollo eficiente, riguroso y rápido, pero sobre todo dialogado y, en la medida de lo posible, consensuado".

En este sentido, señaló el futuro estatuto del docente, el cambio en el sistema de acceso a la profesión y la autoridad del profesor, los nuevos contenidos en Secundaria y la ampliación del Bachillerato a tres años de duración como algunos de los puntos clave de la nueva ley. Moneo también adelantó que, "en los próximos días, tanto el Gobierno como el PP iniciarán un diálogo con sindicatos y asociaciones" porque "ninguna reforma tendrá éxito si no están los profesionales", concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...