El PP cede el centro de Sevilla a una megaestatua de Juan Pablo II

Zoido inaugura un monumento del anterior Papa a un paso de la Giralda, un proyecto al que eran reacios la Junta y el anterior alcalde sevillano.

Los promotores de la estatua de Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II, ya están satisfechos: a las 21:30 del martes 14 de agosto, y después de la celebración de la novena previa a la festividad de la Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla, el alcalde Juan Ignacio Zoido, del PP, y el arzobispo hispalense, Juan José Asenjo, inauguraron la estatua del pontífice. Después, Asenjo la bendijo y la Banda Municipal tocó para los presentes.

En la Plaza Virgen de los Reyes, al lado de la Catedral de Sevilla y de la Giralda, en pleno centro monumental de la ciudad, sevillanos y visitantes pudieron contemplar la reproducción en bronce del pontífice polaco, de 2,5 metros sobre un pedestal de 1,8 metros. En la base, una placa: "Sevilla a Juan Pablo II". El área destinada al monumento al Papa ocupa 20 metros cuadrados, a sólo 40 de la Catedral.

La estatua, que se eleva más de cuatro metros, estará en la Plaza Virgen de los Reyes, al lado de la Catedral de Sevilla y de la Giralda

Con semejante despliegue de localización, la asociación promotora de la estatua, Asociación Promonumento a Juan Pablo II, se muestra exultante. En declaraciones a Europa Press, su portavoz Francisco Valderrama ha reconocido que, desde que se decidió sacar adelante la propuesta hasta ahora, han sido "seis años de lucha y mucho trabajo". Efectivamente, desde que la asociación resolvió pedir a la Administración una ubicación privilegiada para la escultura, ha pasado ese tiempo porque tanto la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Alfredo Sánchez Monteseirín se mostraban reacios a colocar la reproducción del Papa en un lugar tan emblemático.

Con la llegada de Zoido al ayuntamiento de Sevilla, todo cambió y ya en julio de 2011, el nuevo alcalde se mostró a favor de dar al papa el reconocimiento que merece, en su opinión y en la de los que han hecho posible la financiación del proyecto: unos 120.000 euros pagados por el Betis, la patronal o ciudadanos anónimos, entre otros. La Asociación Promonumento a Juan Pablo II reconoce los esfuerzos del regidor y que sin él, la estatua no estaría en donde está desde hoy.

Un papa polémico

Desde que se hizo pública la intención del también presidente del PP de Andalucía de situar al papa en la Plaza Virgen de los Reyes, la polémica no ha cesado, redactándose incluso un manifiesto llamado No a la estatua de Juan Pablo II. Por un lado, por la ubicación en sí de una escultura que sólo es del agrado de una parte de la sociedad.

Por otro, por la controversia que la figura del papa genera desde que el Vaticano aprobó su beatificación a pesar de conocerse los estrechos vínculos que el pontífice mantuvo con Marcial Maciel. El fundador de los Legionarios de Cristo fue acusado de pederastia y abusos sexuales, pero siempre contó con la protección y el apoyo de Wojtyla, que hizo oídos sordos a los testimonios de las víctimas, desde que en 1997 empezaron a conocerse, hasta que murió, en 2005.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...