El Pleno de Sagunto, en el que interviene Morvedre Laica, rechaza la propuesta del PP de rendir homenaje al párroco de la Iglesia de Santa María

El portavoz del PP, Sergio Muniesa, en un pleno municipal

El pleno del Ayuntamiento de Sagunto ha forzado la retirada de la moción presentada por el PP donde se pedía al consistorio saguntino que se estudiase el rendir un homenaje al párroco de la Iglesia de Santa María, Vicente Gil, recientemente fallecido, así como que pusiera su nombra a una calle de la localidad. Durante el debate de esta propuesta, la concejala socialista, Natalia Antonino, ha propuesta la retirada de la misma dado que estos asuntos se tratan en la Comisión de Cultura, además de que existe un reglamento de honor y distinciones, algo que ha sido aprobado por los ediles del equipo de gobierno del ayuntamiento.

Como aseguraba el portavoz del PP, Sergio Muniesa, sobre este sacerdote: «En 1981 fue nombrado párroco de la iglesia de Santa María de nuestro municipio, cargo en el que permaneció durante 37 años. Su dedicación a la ciudad fue tal que renunció al cargo de Vicario Episcopal que ostentaba, para continuar ejerciendo como párroco en nuestra ciudad. Prestó durante años sus servicios a la comunidad no solo en el ámbito religioso, sino también en el social y cultural. Realizó un trabajo ejemplar en labores comunitarias y humanitarias en asociaciones como Caritas o Manos Unidas, así como en asilos, centros de inmigrantes o centros de integración entre otros en nuestra ciudad y fuera de ella».

A este respecto ha tomado la palabra, Victoria González, representante de Morvedre Laica para asegurar que «no se dan motivos especiales para otorgarle una medalla a este ciudadano puesto que desarrolló sus funciones sacerdotales con normalidad; realizaba un trabajo remunerado y con dedicación exclusiva, no como sucede con otros ciudadanos que desarrollan actividades encaminadas a mejorar nuestra ciudad». Del mismo modo, ha aprovechado la ocasión para pedir que el consistorio «un mínimo de coherencia» después de que el municipio aprobase en marzo de 2016 declararse ayuntamiento laico e inscribirse en la red de ayuntamiento.

Por su parte, Ramón García, ha tomado la palabra para afirmar que «el único mérito de este señor fue su pertenencia al clero, que no es mérito suficiente para ningún tipo de reconocimiento, es más, elevar al clero de nuevo a los altares es de lo más reaccionario», mientras instaba al consistorio a reconsiderar retirar del nomenclátor de la ciudad todas las referencias al clero como es el caso de las calles con nombres de Papas.

El portavoz de ADN Morvedre, Pablo Abelleira, ha apuntado que «usar el pleno para este tipo de cosas no es leal», mientras que la concejala de Esquerra Unida (EUPV), Roser Maestro, explicaba que «la medalla de la ciudad debe reconocer la actividad extraordinaria y que exceda de la profesión, no merece semejante reconocimiento una persona por realizar su labor remunerada y con dedicación exclusiva».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...