El Pleno de Rivas Vaciamadrid aprueba cesión de suelo para centros públicos y acuerda la aprobación definitiva del Reglamento de Laicidad Municipal

El Pleno correspondiente al mes de noviembre, celebrado hoy en la Casa Consistorial del Casco Antiguo comenzó -como es habitual- con un minuto de silencio de la Corporación y del público asistente contra la violencia machista y en recuerdo a las dos mujeres asesinadas durante el último mes.

Pero sin duda, el asunto destacado en la sesión plenaria ha sido la aprobación por unanimidad desde la corporación municipal de la reserva de 33.000 m2 de suelo público, en dos parcelas de 14.000 m2 y de casi 19.000 m2 en la zona centro de Rivas, para que se construya un colegio y un instituto que dé servicio a la ciudadanía. La moción aprobada pone ya a disposición de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid el suelo para que construya los dos centros públicos de enseñanza que Rivas necesita, teniendo en cuenta el crecimiento de población continuo en la localidad –casi 2.000 nuevos residentes cada año- y las necesidades urgentes que ya mismo existen con aulas por encima de la ratio en primaria y secundaria, con el CEIPSO de La Luna aún sin concluir y sin todas la aulas abiertas, o con el hecho de que el último instituto construido en Rivas data del año 2005, hace ya casi 14 años.

Los grupos municipales aprobaron por unanimidad esta decisión. En cuanto al suelo público reservado y puesto a disposición de la Comunidad de Madrid, la parcela EL-1 del sector D “Las Colinas” se ha reservado para la construcción del centro público de educación infantil y primaria (CEIP), tiene una superficie de casi 14.000 m2 y está valorada económicamente en cuatro millones de euros. Por otro lado, destinada a la construcción del instituto público de educación secundaria (IES), se ha reservado y puesto a disposición del Gobierno regional la parcela 9.1 del ZUOP 10 “Camino Bajo de Rivas”, valorada económicamente en algo más de 5 millones de euros, y que tiene una superficie de casi 19.000 m2.

Otro de los asuntos destacados del Pleno de noviembre ha sido la aprobación definitiva del Reglamento de Laicidad municipal, lo que convierte a Rivas en municipio pionero en esta materia puesto que es la primera vez que una localidad regula la neutralidad de su Ayuntamiento ante cualquier hecho o confesión religiosa. El Reglamento tiene como objeto establecer un marco normativo municipal para la promoción de la libertad de conciencia y la diversidad en que ésta se manifiesta en nuestra sociedad. Regula los principios de separación entre las instituciones públicas municipales y las organizaciones religiosas, y la neutralidad de los poderes públicos municipales ante cualquier convicción religiosa o ideológica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...