El pleno de Barcelona rechaza que la Iglesia pague el IBI

ICV-EUiA insinúa que CiU y PP son la expresión política del «lobby de Rouco»

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha rechazado este viernes una propuesta de ICV-EUiA que pedía al consistorio cobrar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a las propiedades de la Iglesia Católica y al resto de confesiones religiosas de la ciudad, y que ha sido tumbada con los votos contrarios de CiU y PP.

La proposición, que sí ha tenido el apoyo de UpB y la abstención del PSC, pedía al Gobierno municipal de CiU "hacer uso de todas las posibilidades" que la Ley permita para aplicar el IBI a Iglesia y demás religiones, crear un censo de los inmuebles registrados a su nombre, evaluar el coste de las exenciones fiscales de que disponen, y modificar la Ley de Haciendas Locales para suprimir la exención de pagar el IBI.

En el debate, el líder municipal de ICV-EUiA, Ricard Gomà, ha defendido la medida y ha considerado un chantaje que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Antonio María Rouco Varela, amagara con recortar el presupuesto de Cáritas para conservar la exención, y ha instado a los grupos a decidir si quieren ser "la expresión política del lobby de Rouco o servidores públicos responsables", en referencia a CiU y PP, a lo que Recasens le ha dicho que se equivoca contraponiendo a Rouco con Cáritas.

Miriam Casanova (PP) ha defendido la tarea social de la Iglesia y ha dicho que "la verdadera intención de la propuesta es desprestigiarla y crear crispación social", además de reprochar a ICV-EUiA no haberla promovido cuando estaban en el Gobierno municipal, en lo que ha coincidido la segunda teniente de alcalde y responsable de Economía, Sònia Recasens (CiU), quien ha calificado la idea de oportunista, inconsistente, irresponsable y demagógica.

La concejal del PSC Assumpta Escarp ha abogado por "rehuir cualquier dogmatismo" y revisar a fondo la Ley reguladora de Haciendas Locales y todas sus exenciones y bonificaciones para que contribuya más quien más tenga, y el edil de UpB Joan Laporta (DC) ha apoyado la propuesta pese a asegurar que tiene un punto demagógico y oportunista, ya que para él debería afectar a más instituciones, como el Ejército y la Casa Real.

AYUDAS A ENTIDADES SOCIALES

También en el ámbito social, el pleno ha dado luz verde a una proposición del PP que, tras transaccionarla con CiU, pide abrir este 2012 una línea extraordinaria de ayudas económicas –con cantidades aún por definir– destinadas a entidades del tercer sector social para proyectos vinculados con el impacto de la crisis sobre los colectivos más vulnerables.

Tanto PSC y UpB, que se han abstenido, como ICV-EUiA, que ha votado en contra, han criticado al PP que presente la iniciativa cuando el Gobierno ha recortado aportaciones a colectivos sociales, a lo que el líder popular, Alberto Fernández, ha reivindicado que exigió al Gobierno municipal subir las partidas sociales en los Presupuestos municipales, y la cuarta teniente de alcalde y responsable de Calidad de Vida, Maite Fandos (CiU), no ha entrado al debate al asegurar que debe priorizarse la asistencia a los más necesitados.

En el plano económico, UpB no ha conseguido aprobar una proposición –con votos contrarios de CiU y PP, abstención del PSC y apoyos de ICV-EUiA– para que el Gobierno municipal destine el superávit previsto para 2012 en el Plan Económico y Financiero (PEF) a paliar los efectos de la reducción de aportaciones de otras administraciones en educación, servicios sociales y políticas activas de empleo.

El pleno también ha tirado adelante la revisión del PEF con el apoyo del Gobierno municipal de CiU, PSC y PP, y la abstención de ICV-EUiA y UpB, con lo que se prevé alcanzar el objetivo del déficit cero un año antes de lo previsto, este 2012 en lugar del 2013.

Archivos de imagen relacionados

  • Ayuntamiento Barcelona
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...