El Parlamento insta a recabar las notas simples de las inmatriculaciones

Miembros de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro posan antes de participar en una sesión de trabajo para informar sobre inmatriculaciones realizadas por la Iglesia Católica. (IBAN AGUINAGA)

UPN y PP han sido los únicos partidos que han votado en contra de la moción

El Pleno del Parlamento ha aprobado una moción con los votos en contra de UPN y PP que insta al Gobierno a recabar las notas simples de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica.

Se trata de iniciar el proceso para las acciones administrativas o judiciales oportunas y, dado el caso, recuperar los bienes comunales inmatriculados de manera incorrecta.

Las notas simples serán sobre los bienes registrados por la Iglesia católica en sus distintas denominaciones (Arzobispado, parroquia, diócesis o similares) al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

En ese sentido, la moción precisa que los datos a recabar se refieren a las inmatriculaciones realizadas «antes del año 1998, a las realizadas por los Registros de la Propiedad números 3 y 8 de Pamplona entre 1998 y 2008, y a las realizadas en Navarra entre los años 2008 y 2015».

La resolución incluye un segundo punto en el que, a su vez, se exhorta al Ejecutivo Foral a que «investigue si las inmatriculaciones realizadas pudieran ser de bienes comunales y, en ese caso, a que realice las acciones administrativas o judiciales oportunas para la recuperación de los mismos. A estos efectos deberán asignarse los recursos humanos suficientes para realizar esta tarea en toda su amplitud».

En la exposición de motivos el texto se remite a la resolución que, a instancias de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro, aprobó el Parlamento el 19 de abril de 2018 para, tras hacerse eco de los datos ofrecidos por esta misma entidad en una reciente sesión de trabajo, poner de relieve la «ausencia de información en relación a las inmatriculaciones efectuadas entre 2008 y 2015».

En ese contexto, pero en lo tocante a los «2.518 bienes de toda índole inmatriculados por la Iglesia Católica entre 1931 y 1998», se advierte sobre el carácter «confuso e incompleto» del listado facilitado por los obispos, que al no reflejar «la realidad total del volumen de inmatriculaciones» hace necesario el acceso a las notas simples, con el fin de conocer la cantidad y el tipo de fincas que contiene cada de cada inmatriculación».

No obstante y a propósito de inmatriculaciones consumadas hasta 1998, la mayoría de los bienes afectados fueron, según se atestigua, de carácter rústico (49,8%) o urbano (43,7%), y solo un 5% se corresponde con lugares de culto, algo «ilegal porque la Ley Hipotecaria desde 1946 prohibía su inmatriculación».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...