El Parlamento foral pide al Gobierno que retire los símbolos religiosos de las instituciones públicas

La moción contó con el apoyo de NaBai, PSN e Izquierda Unida y el voto en contra de CDN y UPN El socialista Samuel Caro pidió que la cuestión de la laicidad «no se convierta en un ejercicio de confrontación

El pleno del Parlamento de Navarra aprobó hoy con el apoyo de NaBai, PSN e Izquierda Unida una moción por la que pide al Gobierno foral que retire los símbolos religiosos que existan en instituciones públicas e insta igualmente a todas las instituciones a que "den pasos a favor de la laicidad, como muestra del respeto a todas las creencias, y trabajen a favor de la neutralidad religiosa de las instituciones públicas". UPN y CDN votaron en contra de la moción.

El parlamentario de Nafarroa Bai Ioseba Eceolaza, proponente de la iniciativa, defendió que "no tiene ningún sentido que las actuaciones públicas estén presididas por símbolos religiosos en los juzgados, en los hospitales o en las cárceles, porque se trata de hacer compatible todas las libertades" y defendió que "el ámbito de lo público es el ámbito de lo universal".

El socialista Samuel Caro apoyó la moción presentada por Nafarroa Bai y pidió que la cuestión de la laicidad "no se convierta en un ejercicio de confrontación, sino que se convierta en un escenario que permita el desarrollo de las libertades previstas en la Constitución".

Por parte de Izquierda Unida, Ion Erro, que expresó su apoyo a esta moción, señaló que "el laicismo moderno no tiene por objetivo eliminar la religión, sino crear una ciudadanía moral y socialmente activa, y a ello también pueden contribuir las religiones y las iglesias", y añadió que "el anticlericalismo obedece a tiempos pasados". No obstante, Erro deseó que la Iglesia Católica deje "su pretensión de ser la guardiana moral de las leyes".

En contra de la moción, el parlamentario de UPN Pedro Eza afirmó que "el Estado que nos han vendido hoy aquí no es el que contempla la Constitución del 78" y recordó que la Carta Magna cita expresamente a la Iglesia Católica.

Además, Eza se preguntó si "los problemas que tiene la democracia navarra vienen de que haya crucifijos o no en las aulas" y afirmó que "no hay una ley que prohíba ni que exija un símbolo religioso en un colegio público". "Nosotros jamás vamos a prohibir. Nuestra actitud nunca va a ser la imposición", dijo.

Por parte de CDN, José Andrés Burguete afirmó que "España es un país aconfesional" y señaló que "si los padres de la Constitución hubiesen querido decir que España era un país laico lo hubiesen dicho". Además, advirtió que "no se deben olvidar la cultura, la tradición y las costumbres".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...