El Parlamento andaluz aprueba la creación de la Universidad Loyola Andalucía

La primera universidad privada de la comunidad. Promovida por la Compañía de Jesús, comenzará sus grados en el curso 2013-2014

COMENTARIO: Un gobierno socialista aprobando una universidad confesional,  propia del medievo, donde los conocimientos se veían conforme a la luz de la "revelación y el dogma". La invasión religiosa ya no se limita a la escuela, sino que la Universidad, que parecía haberse librado de ella, vuelve a ser colonizada por la religión, olvidando su carácter racional y científico.


El Parlamento de Andalucía ha aprobado este miércoles la Proposición de Ley de modificación de la Ley Andaluza de Universidades (LAU), a través de la cual, entre otras novedades, ya es oficial la creación de la Universidad Loyola Andalucía, que se convierte en la primera universidad privada de la comunidad que se pone en marcha.

En declaraciones a Europa Press, el director de ETEA y vicepresidente de la Fundación Unversidad Loyola Andalucía, Gabriel Pérez Alcalá, ha celebrado que la Cámara andaluza haya dado luz verde a su proyecto "con los votos a favor de los dos grandes grupos", PSOE-A y PP-A, porque, a su juicio, eso otorga "una gran legitimidad" a esta nueva institución académica.

Respecto a las voces críticas que señalan que el reconocimiento de la creación de la Loyola debería haberse tramitado en un proceso legislativo aparte a la modificación de la LAU, Pérez Alcalá ha recordado que, pese a que las críticas pueden ser "legítimas", lo cierto es que la puesta en marcha de esta institución "se ha hecho conforme al procedimiento establecido por el Parlamento y siguiendo escrupulosamente los procesos legislativos" establecidos para tal fin.

La Universidad Loyola Andalucía, que ha sido promovida por la Compañía de Jesús y que parte académicamente de ETEA –la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales adscrita a la Universidad de Córdoba (UCO)–, comenzará a impartir sus grados en el curso 2013-2014 en sus dos campus de Córdoba y Sevilla en los ámbitos de la Empresa, la Economía, el Derecho, las Ciencias Políticas y Sociales, la Comunicación, la Educación y la Ingeniería.

No obstante, desde que comenzó el proceso con el registro oficial de la Memoria del proyecto en la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, a finales de julio de 2010, y hasta la aprobación parlamentaria de este miércoles, ETEA ha contado con 'Loyola Leadership School', la que será la Escuela de Posgrado de la Universidad, que está desarrollando un amplio número de másteres y programas de alta cualificación para directivos y que este viernes 25 de noviembre inaugurará su nueva sede en el Campus de Palmas Altas de Sevilla, junto a la sede institucional de Abengoa, principal partner empresarial de la Universidad Loyola Andalucía.

Para el presidente de Insa-ETEA y de la Fundación Universidad Loyola Andalucía, Ildefonso Camacho, "ésta es una muy buena noticia porque ratifica un proyecto andaluz para el mundo". En este sentido, Camacho ha precisado que no habrá dificultades para todo aquel que quiera realmente estudiar en Loyola por motivos económicos dadas las actuales circunstancias, sino todo lo contario: "Loyola pretende ser una Universidad para todos y abierta a todo aquel que quiera estudiar y formarse en ella, sin que las diferencias sociales o económicas sean un obstáculo". Por su parte, Pérez Alcalá ha incidido en la importancia del "apoyo con el que nace el proyecto, política y socialmente, junto con el de la Compañía de Jesús y nuestro antiguo alumnado, muy ilusionado".

Según ha detallado la nueva institución académica en un comunicado, la Universidad Loyola Andalucía invertirá de 35 a 40 millones de euros en los próximos años, creando más de 300 nuevos empleos, para llevar a cabo su proyecto en Córdoba y Sevilla, cifrando en 5.500 alumnos el número preciso.

En relación a estos números, Pérez Alcalá ha explicado que "se trata del escenario más conservador que hemos contemplado, incluyendo en el análisis la situación actual". Es decir, que "hay que tener en cuenta que estamos hablando de una iniciativa social que no tiene ánimo de lucro en el sentido de que busca equilibrar sus balances".

Una de las principales características del proyecto es el apoyo de la Compañía de Jesús. Por una parte, desde su máximo representante, el general Adolfo Nicolás, que estuvo en Sevilla hace unos días en visita a la provincia y que se entrevistó con Felipe Benjumea, presidente de Abengoa, junto a los máximos representantes del proyecto. De otra, del rector de la Universidad Loyola de Chicago, Michael Garanzini, que es a su vez superior de las universidades jesuitas en todo el mundo, que también estuvo en Sevilla hace menos de un mes apoyando decididamente el proyecto.

Para Garanzini, hay que "aprovechar la capacidad del individuo para ponerla al servicio de la sociedad" es una de las respuestas constantes de Michael Garanzini, rector de la Universidad Loyola Chicago y secretario de Educación Superior de la Compañía de Jesús. Garanzini, que coordina los 233 centros universitarios con los que cuenta la Compañía de Jesús en todo el mundo, destacó que una universidad tiene como misión "servir a la juventud, extender la fe y crear una sociedad más humana y con personas libres". Esto requiere, según el rector, "una formación profunda". "Tenemos que enfrentar los problemas y no pasar de largo", afirmó al respecto.

Asimismo, la Universidad Loyola Andalucía forma parte de la red española de universidades de la Compañía de Jesús 'UniJes', en la que se encuentran centros como la Universidad Comillas, Esade o Deusto, entre otras.

El provincial de los jesuitas, junto a Griñán e Ildefonso Camacho (director de la cátedra de teologia en Granada)

Archivos de imagen relacionados

  • Universidad jesuitas SE
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...