Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El Papa rinde homenaje a la Inmaculada ante la embajada de España con asistencia del embajador y otras autoridades

Tras la apertura de la puerta santa por la mañana, el Papa se fue por la tarde a rendir homenaje a la Inmaculada ante la embajada de España ante la Santa Sede. En ena ceremonia sencilla, pero llena de ternura y encanto, sobre todo cuando Francisco besa, abraza y acaricia a decenas de enfermos que esperan su bendición.

El pontífice llegó a la plaza de España de Roma a las 15.48 hora local (14.48 GMT) y allí le esperaban miles de fieles, romanos y turistas que le recibieron al grito de “Viva el papa” y que también corearon su nombre al final de la celebración, cuando el pontífice argentino se acercó a saludarles.

Jorge Bergoglio pronunció la oración a los pies de la escultura de la Virgen, dondedepositó una franja de flores blancas y amarillas, los colores de la bandera vaticana.

La tradición papal de la ofrenda de flores se remonta a 1857, tres años después de la definición dogmática de la Concepción Inmaculada de la Virgen María.

Por voluntad de Pío IX se erigió este monumento en la romana Plaza de España y fue él quien lo bendijo el 8 de septiembre de 1857 desde el balcón central de la embajada española ante la Santa Sede.

Después de la oración, Francisco permaneció varios minutos en silencio y en meditación frente a la escultura, mientras se escuchaban las letanías a la Virgen.

Al acto acudieron diversas autoridades políticas como el comisario de Roma, Franco Paolo Tronca, y una comitiva de la Embajada de España ante la Santa Sede encabezada por el embajador Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga.

Una larga letanía, mientras el Papa, de pié, reza con la cabeza baja. Los balcones de la embajada española están repletos de gente, al igual que en las aceras de la Plaza de España y aledaños.

Tras las letanías, el Papa imparte su bendición y el coro entona el ‘Tota pulchra est Maria’.

Y, a continuación, el saludo a las autoridades, entre ellas, el cardenal Filoni,vecino de la Plaza de España, y el embajador español ante la Santa Sede.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share