El Papa reúne a la cúpula vaticana para resolver el problema del «Vatileaks»

Añade una «mini cumbre» con cinco grandes cardenales para recuperar «el clima de confianza» en la Curia romana

La filtración de centenares de documentos confidenciales sigue pensando como una losa que ahoga el clima de trabajo en el Vaticano mientras no se descubra y castigue a los demás culpables aparte del mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, en prisión desde hace exactamente un mes.

Para superar el marasmo, Benedicto XVI celebró el sábado por la mañana una reunión con los jefes de todos los departamentos de la Curia vaticana en la que abordaron «cuestiones del buen coordinamiento del trabajo de la Curia, hoy particularmente importante y urgente», según el portavoz del Vaticano.

Federico Lombardi añadió que «a raíz de la situación creada por la difusión de documentos reservados, el Santo Padre profundiza su reflexión en continuo diálogo con las personas que comparten con él la responsabilidad de gobernar la Iglesia».

En esa línea, aparte del encuentro de la mañana con los jefes de todos los departamentos, el Papa convocó para última hora de la tarde del sábado una «mini cumbre» con cinco cardenales de talla mundial destinada a valorar el impacto que el problema ha tenido en otros lugares del mundo y seguir estudiando vías de solución.

Se trata del cardenal australiano George Pell, arzobispo de Sídney; el cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos; el cardenal francés Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; el cardenal italiano Camillo Ruini, vicario emérito para la diócesis de Roma; y el cardenal eslovaco Jozef Tomko, antiguo prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Seleccionados por su experiencia

Según el portavoz del Vaticano, el Papa les ha seleccionado debido a que «por su gran experiencia al servicio de la Iglesia, no sólo en el ámbito romano sino también internacional, pueden intercambiar con él consideraciones y sugerencias para restablecer el clima de serenidad y confianza respecto a la Curia Romana».

Lombardi recordó que el Papa recibió el sábado pasado al cardenal español Julián Herranz, presidente de la comisión cardenalicia encargada de descubrir a los responsables de las filtraciones.

Benedicto XVI continuará sus consultas con destacados cardenales de todo el mundo la semana próxima con motivo de la visita de varios de ellos a Roma para participar en la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo el 29 de junio.

Archivos de imagen relacionados

  • Ratzinger y cardenales2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...