El Papa recibirá a Zapatero en la Nunciatura durante la JMJ

El anteproyecto de ley de Muerte Digna rompe el ‘idilio’ entre la Iglesia y el Gobierno a menos de dos meses del viaje de Benedicto XVI a España

Benedicto XVI se reunirá con José Luis Rodríguez Zapatero y con el Rey durante su visita a España con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Madrid la tercera semana de agosto. A día de hoy no está previsto que mantenga un encuentro privado con Mariano Rajoy, aunque tampoco se descarta, según han asegurado fuentes del equipo del líder del PP. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, anunciará hoy en Roma el programa oficial del viaje, tras el cierre de los aspectos más importantes del acontecimiento eclesial en una segunda reunión que tuvo lugar hace tres semanas entre el responsable de los viajes papales, Alberto Gasbarri, y la comisión mixta española formada para la ocasión.
Esta será la cuarta entrevista que celebran el Papa y el presidente del Gobierno, que afronta un final de mandato sin contenciosos graves en lo que se refiere a las relaciones Iglesia-Estado. Con la JMJ en el horizonte más inmediato, la jerarquía española había mantenido un perfil bajo frente a cuestiones que puedan afectar al ámbito eclesial. Así ha sucedido con el proyecto de Igualdad de Trato, que corta las subvenciones a los colegios sexistas, o con el proyecto de convertir el Valle de los Caídos en un gran centro de reconciliación. En esta última iniciativa, la Iglesia no ha querido participar para no comprometerse con las conclusiones de la comisión plural que asesora al Gobierno sobre el futuro del polémico enclave.
¿Se ha roto la Pax Romana? Lo que más ha sorprendido en el Ejecutivo ha sido la posición de la jerarquía católica con respecto al anteproyecto de la ley de Muerte Digna, sobre el que el jefe de la Iglesia, Rouco Varela, mostró una apreciación conciliadora al declarar que en una primera lectura «no es eutanasia». Los obispos han adelantado el mensaje que explicarán el lunes sobre este texto, en el que ahora sí aprecian que «podría suponer una legalización encubierta de prácticas eutanásicas».
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...