El Papa quiere dar la comunión a divorciados casados en segundas nupcias

El cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, revela que es una cuestión «que preocupa desde hace años»

"El Papa quiere que el sínodo se reúna y estudie con atención el caso de las personas divorciadas casadas en segundas nupcias" para ver si se permite que puedan recibir la comunión, según ha indicado el cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, que ha recordado que, en cualquier caso, "a fecha de hoy no pueden comulgar".

Según ha explicado, en declaraciones a RNE, "es un tema del que se ha hablado varias veces y que preocupa desde hace años" y ha asegurado que "no se puede hacer estas cosas por decreto general".

En este sentido, ha apuntado que, lo primero que habría que hacer si una persona en esta situación quisiera comulgar es "escucharla" porque no es lo mismo querer comulgar "porque todos lo hacen" o porque "no pueda vivir su fe sin comulgar". Aun así ha señalado que él mismo tendría que hacer un "discernimiento" posterior.

El origen de Francisco

También, ha recordado que el Papa "es jesuita" y que "escucha y consulta a unos y a otros, hace el discernimiento y actúa conscientemente", pero "hay cosas que no puede conceder porque no está en su mano", en referencia a quienes "esperan que el Papa eche abajo las estructuras del Vaticano".

En esta línea, también ha apuntado a la reforma de las instituciones y de la estructura de la curiay ha explicado que las "estructuras se cambian y es necesario". "Un instrumento que podía ser magnífico ayer, puede que hoy no sirva para nada", ha concluido el cardenal, que ha reconocido que las instituciones son necesarias para el funcionamiento del Estado vaticano.

Asimismo, ha recordado que pronto se llevará a cabo la renovación de cargos en la Conferencia Episcopal Española (CEE) y ha señalado que "hay esperanza de que se cambien cosas, no porque se hayan hecho mal sino porque a lo mejor ya no sirven para mañana".

El papel de la mujer

En este sentido, no ha descartado que, en un futuro, una mujer pueda dirigir la CEE y ha apuntado que "ya hay mujeres que trabajan ahí y que dirigen secretariados". "Hay que poner a casa uno en el lugar en que se le necesita", ha concluido.

Así, ha apoyado la afirmación del Papa de que "el puesto de la mujer en la Iglesia tiene que ser igual que el de la mujer en la sociedad" y ha señalado que, fuera de aquellas actividades que requieren la ordenación sacerdotal, "en todo aquello que no exija una acción sacramental la mujer puede desempeñar cualquier tipo de actividad o desempeñar cualquier responsabilidad de dirección, exactamente igual que un hombre".

La ley del aborto

Amigo ha hecho alusión también a la reforma de la ley del aborto que está planeando el Gobierno y ha subrayado que el aborto "es un crimen aberrante", pero que ha sido "confundido".

En este sentido, ha asegurado que "no se gana nada llevando una chica que ha sido violada a la cárcel" por abortar y ha reconocido que puede haber circunstancias "atenuantes de la pena".

"No dejaría abortar a una chica que ha sido violada bajo ningún concepto, pero sería absurdo que no se le ayudara en esa situación para que pudiera tener a su hijo con protección social, con adopción o con un montón de cosas", ha explicado el arzobispo emérito de Sevilla.

"Sería totalmente inconsecuente e hipócrita condenar el aborto y no hacer lo necesario en estas situaciones tan tremendas en las que están con protección y cobertura", ha insistido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...