El Papa pide a los cielinos (Comunión y Liberación) que sean «flor de almendro y primavera para la Humanidad»

Demostración de fuerza de Comunión y Liberación ante el Papa, abarrotando la Plaza

Tras confirmar ayer el carisma de los Kikos, Francisco se reunió hoy con Comunión y Liberación, uno de los movimientos más reacios a asumir la primavera de Bergoglio. Pero el Papa que viene a sumar también acogió a los cielino con cariño, para pedirles que «se descentren», que «mantengan vivo el fuego del carisma» sin convertirlo en un museo de recuerdos y que sean «flor de almendro» que anuncia «la primavera de la Humanidad».

CL abarrotó la Plaza de San Pedro, hasta desbordarse por la Avenida de la Conciliación. Demostración de número y de fuerza ante el Papa. Mientras esperan al Papa, ensayan el célebre canto ‘Zamba de mi esperanza’, diversas antífonas en latín y cantan a dos coros la ‘lectio divina’.

Hace frío en Roma y sopla el viento, aunque luce el sol. La gente, abrigada y muchos llevan gorros de lana. Entre cantos y testimonios, se proyecta un video de una de las alocuciones del fundador del movimiento, Luigi Giussani.

A las 11,30 llega Francisco en papamóvil descubierto y sin solideo, para evitar que el viento se lo arrebate. Y con dulleta, por el frío. Desde el papamóvil, el Papa estira el brazo, para tocar, sin parar el coche, a algunos niños, mientras la gente le aclama.

De camino al estrado, el Papa se detiene a saludar a algunos cardenales presentes en la Plaza, entre ellos el arzobispo emérito de Madrid, Rouco Varela, que ayer estuvo con los Kikos y hoy, con los cielinos, al lado del zar de las finanzas vaticanas, cardenal George Pell.

El primer saludo es el de Julián Carrón, el español que dirige el movimiento cielino, que hace un canto al fundador Giussani.

«Queremos vivir todos los días, renovando siempre el primer amor»

«No podemos conservar con nuestras solas fuerzas la frescura del carisma»

«Mantener el vínculo con Pedro»

«Hemos venido como mendicantes, con ansias de aprender»

Algunas frases de la intervención del Papa

«Bienvenidos y gracias por vuetro afecto caluroso»

«Gracias, Don Julián, por esa bella carta que escribió a todos, invitándolos a venir a Roma»

«Mi primer pensamiento va a vuestro fundador, monseñor Giussani»

«Le estoy agradecido por varias razones: Por el bien que me hizo a mí y a mi vida sacerdotal, a través de la lectura de sus libros y artículos»

«Su pensamiento es profundamente humano»

«La importancia que para él tuvo la experiencia del encuentro con Cristo, que nos da la auténtica libertad»

«Es así el encuentro con Cristo, que viene y nos invita»

«El primerear, el preceder de la gracia»

«Jesucristo siempre nos primerea, nos precede, nos espera»

«Cuando nosotros llegamos, Él estaba ya esperando»

«Es como la flordel almendro, que florece la primera y anuncia la primavera»

«Sólo el que ha estado acariciado por la ternura de la misericordia conoce realmente al Señor»

«La caricia de la misericordia de Cristo»

«Mi pecado es el lugar privilegiado del encuentro con Cristo»

«La moral cristina no es el esfuerzo titánico. Esa no es la moral cristiana. Es otra cosa. Es respuesta conmovida ante la misericordia sorprendente, imprevisible e, incluso, injusta, según el cristerio humano»

«La moral cristiana no es no caer nunca, sino levantarse siempre, gracias a su mano que nos levanta»

«Ésta es también el camino de la Iglesia: dejar que se manifieste la misericordia de Dios, la de no condenar eternamente a nadie»

«El camino de la Iglesia es salir de su propio recinto e ir a buscar a los alejados en las periferias de la existencia»

«La Iglesia debe sentir el deseo de ser flor de almendro y primavera para toda la Humanidad»

«El carisma originario no ha perdido su frescura y su vitalidad»

«Recordad que el centro no es el carisma, sino Cristo»

«Cuando coloco en el centro mi carisma…En el centro sólo el Señor. Todos los carismas deben ser descentrados»

«No olvideis nunca esto: ser descentrados»

«El carisma no se conserva en uan botella de agua destilada»

«El diablo es el que petrifica los carismas»

«La fidelidada a Don Giussani no puede reducirse a un museo de recuerdos»

«Fidelidad a la tradición: mantener vivo el fuego y no adorar las cenizas»

«Don Giussani no os perdonaría más que perdiéseis la libertad y os transformáseis en adoradores de cenizas»

«Sed libres»

«Sed manos, pies y corazón de una Iglesia en salida»

«Rechazar la autorreferencialidad»

«Aprender de todos, con humildad sincera»

«No a la espiritualidad de etiquetas»

«Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde. Y, por favor, no os olvidéis de rezar por mí»

Tras el discurso y el ángelus, el Papa se fotografió con los cardenales y obispos de CL, entre ellos Rouco Varela, Javier Martínez, arzobispo de Granada y Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo.

Bergoglio con obispos y cardenales cielinos 2015

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...