El Papa pide a 260 artistas que huyan de la obscenidad y la provocación

El Pontífice Benedicto XVI mantuvo ayer una reunión con representantes del arte de todo el mundo, entre los que se encontraban los valencianos Santiago Calatrava y José Cosme, acompañados por Plácido Domingo y Venancio Blanco

El Papa Benedicto XVI pidió ayer a los artistas que transmitan la verdadera belleza del arte y no la "hipócrita", de la que "demasiado a menudo" se hace propaganda y que aviva las ansias de poder bajo expresiones de "obscenidad, transgresión o provocación".
En un encuentro celebrado en la Capilla Sixtina del Vaticano con unos 260 artistas, entre ellos los valencianos Santiago Calatrava y José Cosme, y los también españoles Plácido Domingo y Venancio Blanco, el Pontífice abordó el concepto de belleza que, según él, el arte debe transmitir. Además también estuvieron presentes Bono, líder de la banda irlandesa U2; el video-artista norteamericano Bill Viola; la escritora italiana Susanna Tamaro; el cantante Andrea Bocelli; el compositor Ennio Morricone y el dramaturgo norteamericano Bob Wilson. 
"Demasiado a menudo, la belleza de la que se hace propaganda es ilusoria y falaz, superficial y deslumbrante hasta el aturdimiento y, en vez de hacer salir a los hombres de sí mismos y abrirles a horizontes de verdadera libertad atrayéndoles hacia lo alto, los aprisiona en sí mismos y los hace aún más esclavos, faltos de esperanza y de alegría", afirmó el Papa.

"Hipócrita belleza"
"Se trata de una seductora pero hipócrita belleza, que aviva el ansia, la voluntad de poder, de posesión, de abuso sobre el otro y que se transforma, enseguida, en su opuesto, asumiendo la expresión de la obscenidad, de la transgresión o de la provocación", añadió.
Por ello, el Pontífice hizo un llamamiento a la responsabilidad de los artistas a transmitir la auténtica belleza, que, según él, lleva al corazón humano al "deseo profundo de conocer, de amar, de ir hacia el otro".
"Vosotros sois custodios de la belleza. Vosotros tenéis, gracias a vuestro talento, la posibilidad de hablar al corazón de la humanidad, de tocar la sensibilidad individual y colectiva, de suscitar sueños y esperanzas, de ampliar los horizontes del conocimiento y el compromiso humano", comentó Benedicto XVI.
"Estad, por tanto, agradecidos por los dones recibidos y sed plenamente sabedores de la gran responsabilidad de comunicar la belleza, de haceros comunicar en la belleza y a través de la belleza. u00A1Sed también vosotros, a través de vuestro arte, anunciadores y testimonios de esperanza para la humanidad!", agregó.
Según el Papa, el momento actual que vivimos está marcado por un "debilitamiento" de la esperanza y una cierta "desconfianza" en las relaciones humanas, por lo que aumentan las muestras de "resignación, agresividad y desesperación".
"El mundo en el que vivimos, además, corre el riesgo de cambiar su cara a causa de la obra, no siempre sabia, del hombre, que, más que cultivar la belleza, disfruta sin conocimiento de los recursos del planeta en provecho de pocos, y a menudo destroza las maravillas naturales", indicó el Obispo de Roma.
Benedicto XVI dijo que no es casual que el encuentro con los artistas se produjera precisamente en la Capilla Sixtina, un lugar "precioso" en el que el genio renacentista Miguel Ángel Buonarotti dejó "una de las creaciones más extraordinarias de toda la historia del arte". Esta cita se produce 45 años después del encuentro de Pablo VI con los artistas que se realizó el 7 de mayo de 1964.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...