El Papa lanza un guiño a los obispos españoles y el PP defiende su «legítimo derecho de expresión»

Benedicto XVI ha alertado de que existen “ataques preocupantes contra la familia formada por un hombre y una mujer” y ha exigido a los políticos que defiendan a la que considera “una institución fundamental”. Con estas palabras, y a pesar de la relativa prudencia en su intervención en la concentración de los obispos del pasado 30 de diciembre en Madrid, el Papa lanza su apoyo a los obispos más radicales de la Conferencia Episcopal española y, de paso, sirve como crítica al Gobierno socialista.

Los que también siguen con sus críticas hacía el Gobierno, son los populares ya que, mientras que el pontífice alertaba desde el Vaticano de los ataques que sufre la familia cristiana, en España el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, calificaba de “lamentable” las declaraciones que ayer hizo el presidente del Gobierno, en las recordó a la Iglesia que “no se puede imponer la fe”. Según Arias Cañete “es lamentable” que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, haya reprobado a los obispos por ejercer, lo que considera, su "legítimo derecho de expresión y manifestación".

Los políticos deben proteger la familia
El pontífice ha lanzado un guiño a los obispos españoles –aunque sin citarlos expresamente- desde el Vaticano alertando, en su encuentro con el cuerpo diplomático, de que la familia tradicional, esta sufriendo “ataques preocupantes”. Por ello, ha exigido a los “responsables políticos, sean del signo que sean” que protejan lo que califica como “una institución fundamental”. Con estas declaraciones se deduce que, tal y como recogía ayer el periodista Juan G. Bedoya en un artículo publicado en El País, “Rouco y Martínez Camino conocen lo que se piensa en Roma, y predican en consecuencia” a pesar de que el embajador de España en el Vaticano, Francisco Vázquez sostenía hace unos días que en Roma se recibieron con “sorpresa y dolor” las duras palabras de los obispos. “Se equivoca el Gobierno si cree que los cardenales españoles predican a disgusto del Papa”, afirma Bedoya en su artículo, lo que ha quedado comprobado hoy con las palabras del máximo representante de la Iglesia Católica.

“Que Europa no reniegue de sus raíces cristianas”
En la tradicional audiencia con el cuerpo diplomático el Papa repasa la que, bajo su punto de vista, es la situación actual en el mundo. Tras mencionar cuestiones de actualidad en distintas partes del mundo, Benedicto XVI se refirió a Europa y pidió que "no reniegue de sus raíces cristianas".

“Pistoletazo de salida”
Ocho días después de la concentración de los obispos en la madrileña plaza de Colón en defensa de la familia cristiana, y a pesar de que se había asegurado desde la Conferencia Episcopal que no sería un acto político, se puede afirmar, como señaló el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que se ha convertido, sin duda, en el “pistoletazo de salida” más claro de la campaña electoral. Al PP le han salido aliados hasta en el Vaticano, donde se temen las medidas sociales del Gobierno de Zapatero porque afectan a una de sus instituciones más protegidas, la familia tradicional cristiana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...