El Papa: «La Iglesia no ha sido suficientemente vigilante, ni veloz ni decidida» ante la pederastia

Benedicto XVI, recibido en Edimburgo por Isabel II

Benedicto XVI ha entonado esta mañana, mientras viajaba hacia Edimburgo, un mea culpa en nombre de la Iglesia por los abusos sexuales contra menores. "Tengo que decir que siento una gran tristeza. Tristeza también porque la autoridad de la Iglesia no ha sido lo suficientemente vigilante, ni suficientemente veloz, ni decidida, para tomar las medidas necesarias", ha reconocido el Papa ante los periodistas, a bordo del avión en el que ha viajado desde Roma a la ciudad escocesa, donde se ha entrevistado con la reina Isabel II.

Poco antes de la llegada del Papa a Edimburgo, la céntrica calle de Princes Street, por donde pasó la comitiva camino del Palacio Real, donde se reunió con Isabel II, llevaba cortada al tráfico desde las 7.30 de la mañana, aunque el estusiamos en la calle era escaso, no sólo en esa ciudad, sino, también, en Glasgow, donde se han quedado sin vender un tercio de las entradas a la misa que esta tarde dará el Pontífice, tras la polémica por el cobro de la ceremonia, por la que los escoceses tendrán que pagar de seis a 30 euros por su asistencia.

Las declaraciones de Kasper
La desaprobación de los británicos a la gestión del Vaticano de los casos de abusos a menores es el motivo de esa cierta apatía a la que se agrega la afirmación del cardenal retirado Walter Kasper, con motivo de la visita papal quien aseguró que desplazarse al multicultural Reino Unido era como aterrizar en "un país del tercer mundo caracterizado por un nuevo y agresivo ateísmo", una palabras que han sido recogidas por todos los medios británicos.

La acogida a anglicanos
Benedicto XVI ha sido recibido en Edimburgo por la reina Isabel II en su residencia escocesa de Hollyrood. Este viaje se realiza un año después de que el Vaticano anunciara la disposición del Papa a acoger a todos los anglicanos que lo deseen, y aprobara una constitución apostólica que prevé, entre otras cosas, la ordenación de clérigos anglicanos ya casados como sacerdotes católicos.

Las apertura de la Iglesia anglicana
Varios miles de anglicanos tradicionalistas, contrarios a la apertura de su Iglesia a la ordenación de mujeres y de homosexuales como obispos, han manifestado su deseo de mirar a la Iglesia Católica.

Los actos del Papa
Durante su estancia en Gran Bretaña, el Papa pronunciará 13 discursos y encabezará cuatro grandes actos públicos, a los que se espera la asistencia de más de 250.000 fieles. El momento culminante de la visita será la beatificación de John Henry Newman, un presbítero anglicano convertido al catolicimso en 1845.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...