El Papa dice que los obispos españoles sufren «la indiferencia» de una cultura sin Dios

En su discurso ha asegurado que los obispos de España sufren «la dura experiencia de la indiferencia de muchos bautizados». También ha resaltado que tienen que «hacer frente a una cultura mundana que arrincona a Dios en la vida privada y lo excluye

El papa Francisco ha recibido en la mañana de este lunes en el Vaticano a los 83 obispos españoles que durante estos días están realizando la Visita Ad Limina.

Durante la visita, el pontífice ha pronunciado un discurso a los obispos españoles en el que ha resaltado: "Ahora que estáis sufriendo la dura experiencia de la indiferencia de muchos bautizados y tenéis que hacer frente a una cultura mundana, que arrincona a Dios en la vida privada y lo excluye del ámbito público, conviene no olvidar vuestra historia".

El discurso lo pronunció Francisco tras las palabras expresadas por el presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo de Madrid, Antonio Maria Rouco Varela, quien invitó al papa a España para confirmar a sus ciudadanos en la fe católica.

Bergogli aseguró que en España, donde arraigó muy pronto la Palabra de Dios, que ha dado frutos de concordia, cultura y santidad y se quiere resaltar de manera particular con la celebración del ya cercano V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, primera doctora de la Iglesia.

A los obispos se les confía ?expresó el papa? la tarea de hacer germinar las semillas con el anuncio valiente y veraz del Evangelio.

Asimismo alabó la obra de organizaciones de beneficencia como Cáritas, que han merecido gran reconocimiento, de creyentes y no creyentes.

Y les pidió ponerse al frente de la renovación espiritual de sus fieles, "y también de los que no lo son, o lo han olvidado".

No mencionó el tema del aborto en España

El papa Francisco no hizo mención al asunto del aborto en España después de que el viernes dijera haberse "quedado helado" cuando los obispos españoles le informaron del número de los que se practicaban en España.

"Cuando los obispos españoles me contaron el número de abortos que tienen ahí yo me quedé helado", afirmó el pontífice durante un discurso pronunciado en el Pontificio Consejo para América Latina, que visitó el viernes.

Según el papa, el aborto es una consecuencia de un mundo en el que se ha implantado "el Dios dinero".

"Hoy en día, en el centro de la economía que se ha implantado en el mundo está el Dios dinero y no la persona humana. Entonces todo lo demás se ordena y lo que no cabe en ese orden se descartan. Y se descartan los chicos que sobran, que molestan o que no conviene que vengan", aseguró.

Rouco insta a "derrotar la cultura del descarte"

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha instado a "derrotar la cultura del descarte" de los más débiles de la sociedad, "lo efímero y lo no comprometido".

Entrevistado por la Cope, el arzobispo de Madrid también se ha referido a la familia como modelo para "configurar la realidad de la vida de la Iglesia" y ha destacado que el papa "siempre" habla de dos tipos de personas que aparecen como "descartadas": abuelos y niños.

Rouco ha añadido que el papa suele hablar con frecuencia sobre la importancia de la fidelidad. "Hay que vivir el matrimonio y la familia como el sí definitivo, el sí a Cristo", ha enfatizado el cardenal.

Bergoglio y Rouco 2014

Archivos de imagen relacionados

  • Bergoglio y Rouco 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...