El Papa amonesta al alcalde de Roma

La primera autoridad católica de Roma le ha clavado un rapapolvo a su homólogo laico de la ciudad. La degradación de la ciudad está detrás del «J´accuse» del Papa.

El obispo de Roma clavó anteayer una sonora bronca al alcalde de la ciudad. Pero como ese obispo simultanea el cargo con el de Sumo Pontífice de la Iglesia católica, la reprensión alcanza niveles universales.

Seguir leyendo noticia

Los títulos de los diarios de ayer eran explícitos. Antepongan a cada frase la mención al Papa seguida de dos puntos: "Demasiada degradación en Roma" (Il Tempo);"Roma está en ruinas" (Il Giornale);"Gravísima degradación en Roma" (Corriere della Sera y La Repubblica)"…El diario del Partido Demócrata (PD), del que es líder Veltroni, titulaba: "El Papa sube el tono: ataque a Veltroni". Ese diario es L´Unità,que como subtítulo lleva esta frase:

"Diario fundado por Antonio Gramsci el 12 de febrero de 1924". Gramsci está enterrado en el cementerio Acattolico de Roma contiguo a la pirámide de Cayo Cestio.

La bronca del Papa se produjo en el transcurso de la audiencia de año nuevo a las autoridades de la región del Lazio, de la que Roma es capital. Junto a Veltroni, el presidente de la provincia – Enrico Gasbarra- y el de la región – Piero Marrazzo-. Pero quien se llevó el rapapolvo fue el futuro líder del centroizquierda.

Veltroni, de aspecto beatífico pero laico, es atacado continuamente por la oposición, que le exige que elija entre uno de los dos cargos que ostenta – líder del PD y alcalde-, conocedores de la proyección mediática que le da ser alcalde de Roma. Ahora han usado las palabras del Papa para ponerse las botas dialécticas al aprovechar la importancia de quien les ha lanzado tan certero pase. Por ejemplo, Roberto Calderoli, vicepresidente del Senado por la Liga Norte, ha dicho que las frases del Papa "suenan más como una excomunicación que como una condena"; para Maurizio Gasparri, diputado de Alianza Nacional, las palabras del Papa han sido una ducha de agua fría de parte de una fuente no sospechosa"; Luciano Ciocchetti, dirigente democristiano, ha declarado que las frases papales son un tirón de orejas a Veltroni.

En el Vaticano han visto la jugada, y el cardenal Tarsicio Bertone, secretario de Estado, ayer pedía que no se instrumentalicen las palabras del Papa. Pero también a la vista de la repercusión de aquellas, ha remarcado que con Veltroni prosigue el diálogo y la colaboración.

El discurso del Papa tomó como percha el asesinato de una ciudadana italiana presuntamente a manos de un joven rumano el pasado 30 de octubre, lo que desencadenó una alarma social en la que afloró de forma notoria la xenofobia.

Walter Veltroni, como tonto no es, le dio la vuelta a la bronca del jueves para decir que las palabras del Papa eran un estímulo. Y en su diario remarcaban que en la misma audiencia el Pontífice pedía más dinero para los hospitales católicos. Algunos de los compañeros de viaje de Veltroni han recordado que el Papa no deja de ser el jefe de un Estado extranjero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...