El País tilda el veredicto de «aroma de otra época». La sentencia del TC, defendida por El Mundo

“Por mucho que pueda debatirse sobre casos particulares, la posición del TC refleja una indudable coherencia con el carácter confesional de la asignatura de Religión Católica”. Ésta es la tesis principal del editorial d ayer de El Mundo, que termina concluyendo que “el carácter confesional” que convierte la asignatura en materia optativa, exige que “sea la jerarquía eclesial correspondiente la que ejerza el control sobre lo que se propaga como sobre quién lo hace”.

El Mundo recuerda, además, que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, ya en 2002, especificó que los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, en lo concerniente al régimen laboral de los profesores de religión, “podían ser inconstitucionales”.

“Por mucho que pueda debatirse sobre casos particulares, la posición del TC refleja una indudable coherencia con el carácter confesional de la asignatura de Religión Católica”. Ésta es la tesis principal del editorial d ayer de El Mundo, que termina concluyendo que “el carácter confesional” que convierte la asignatura en materia optativa, exige que “sea la jerarquía eclesial correspondiente la que ejerza el control sobre lo que se propaga como sobre quién lo hace”.

El Mundo recuerda, además, que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, ya en 2002, especificó que los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, en lo concerniente al régimen laboral de los profesores de religión, “podían ser inconstitucionales”.

Gala discrepa
“Los acuerdos de Roma en el 79” y la “mención en la Constitución” que provoca que la Iglesia promueva “que unos españoles se beneficien de una gran desigualdad de trato” son la ideas fundamentales que escribe en su tronera Antonio Gala, en un artículo titulado “Las religiones”, donde el escritor y dramaturgo se distancia diametralmente de la línea del periódico de Pedro J. Dice Gala que “el patrimonio cultural no católico corre el riesgo de perderse”, y que ese mismo patrimonio fue “el que sufrió el pisoteo de la Iglesia y sus gobernantes”.

“Situación inaceptable”
“Para el Constitucional, los acuerdos suscritos entre España y el Vaticano son plenamente compatibles con la Constitución española”, señala por su parte El País en su editorial. El diario, además, hace hincapié en que el TC no entra “a dilucidar si el despido de la profesora es o no constitucionalmente correcto” y añade que esta resolución tiene “el aroma de otra época en la que la separación entre la Iglesia y el Estado no tenía todavía unos contornos definidos”.

El País concluye afirmando que a los profesores de Religión se les coloca en una “situación de discriminación inaceptable”, mediante esta sentencia “poco clarificadora”, de la que la Iglesia sacará partido para “seguir tomando posiciones en el sistema educativo público”.
“Los acuerdos de Roma en el 79” y la “mención en la Constitución” que provoca que la Iglesia promueva “que unos españoles se beneficien de una gran desigualdad de trato” son la ideas fundamentales que escribe en su tronera Antonio Gala, en un artículo titulado “Las religiones”, donde el escritor y dramaturgo se distancia diametralmente de la línea del periódico de Pedro J. Dice Gala que “el patrimonio cultural no católico corre el riesgo de perderse”, y que ese mismo patrimonio fue “el que sufrió el pisoteo de la Iglesia y sus gobernantes”.

“Situación inaceptable”
“Para el Constitucional, los acuerdos suscritos entre España y el Vaticano son plenamente compatibles con la Constitución española”, señala por su parte El País en su editorial. El diario, además, hace hincapié en que el TC no entra “a dilucidar si el despido de la profesora es o no constitucionalmente correcto” y añade que esta resolución tiene “el aroma de otra época en la que la separación entre la Iglesia y el Estado no tenía todavía unos contornos definidos”.

El País concluye afirmando que a los profesores de Religión se les coloca en una “situación de discriminación inaceptable”, mediante esta sentencia “poco clarificadora”, de la que la Iglesia sacará partido para “seguir tomando posiciones en el sistema educativo público”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...