El pacto educativo arranca con materias pendientes

Los laicos piden a Gabilondo que salde una deuda histórica y saque la religión de las aulas. La escuela pública quiere un compromiso ante la voracidad liberal que acosa a la educación

El pacto educativo es "político y social". El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, lo repite en cada comparecencia. Sin embargo, el difícil, aunque "viable", acuerdo con el PP ha puesto en alerta a todos los que tienen algo que decir en el mundo de la educación y ahora temen quedarse fuera. Sindicatos, profesores, padres y madres, estudiantes y asociaciones laicas quieren su cuota de participación en el acuerdo que, en teoría, garantizará la buena educación de las futuras generaciones.

La asociación Europa Laica, que lidera la petición de una escuela libre de confesiones ya le ha pedido audiencia al ministro. El presidente del colectivo, Francisco Delgado, no oculta su decepción con la Ley Orgánica de Educación (LOE). "Aunque votara en contra, el PP está encantado con esta ley. Tienen el dinero y la financiación necesarios" para seguir apoyando un modelo de colegios con "ideario propio".

Profesores, padres, estudiantes y asociaciones quieren participar

"No ocurre en ningún país europeo. Nosotros no pedimos una alternativa a la religión, queremos que salga de las horas lectivas", denuncia Delgado. Europa Laica considera que es ahora el momento de sacar la fe "católica, islámica o a los propios ateos" de la escuela.

Este colectivo esgrime los datos del Consejo Escolar del Estado para señalar que cada vez hay menos alumnos apuntados en Religión. "En la ESO está al 50% y en Primaria hay un 23% que no escoge la opción religiosa", añade. Esa elección social es la que hace a Europa Laica pensar que "ahora es el momento" de romper con un sistema de escuela privada pagada con fondos públicos en el que el 90% de las empresas son de "ideario católico".

Separación por sexos

Algunos colegios incluyen en su ideario la separación de los niños por sexos. Este aspecto ha supuesto decisiones contrarias en diferentes comunidades autónomas en función del signo político del partido gobernante. Ese enfrentamiento podría eliminar este punto del documento que Gabilondo entregó a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la pasada semana.

La LOE impide la diferenciación de los alumnos "por raza, sexo o religión" y el ministro es partidario de llevar hasta el final este reglamento. "Soy partidario de que los alumnos se eduquen en el mismo clima que encontrarán en el exterior, en la vida, en el trabajo. Porque el mundo es así, diverso e inclusivo", manifestó a Público en una entrevista. Sin embargo, esa contundente afirmación no se ha reproducido para prohibir los conciertos a centros segregadores que se siguen reproduciendo en comunidades autónomas como Madrid.

"No pedimos una alternativa religión, queremos que salga de las aulas"

El PP defiende y apoya el pago público a estos centros bajo una supuesta defensa del artículo 27 de la Constitución que ampara la libertad de elección de centro. El presidente de la Confederación Española de Madres y Padres de Alumnos, Pedro Rascón, critica ese argumento por "perverso". "Es mentira. Vivo en Navarra y si quiero ir a la clínica universitaria de Pamplona, porque es de las mejores de España, me la pago", ejemplifica.

Rascón confía en la afirmación que el ministro le ha trasladado en las últimas reuniones que han mantenido. "Me ha asegurado que el pacto a cualquier precio no será posible. Lo que yo no sé es el precio del Gobierno", afirma. En su opinión, se presenta ahora una oportunidad para equiparar el sistema educativo español al del resto de Europa. "El sistema de conciertos no existe en ningún país de nuestro entorno, ya sea con gobiernos conservadores o progresistas", demanda.

Confianza en De Cospedal

El presidente del colectivo mayoritario de padres y madres confía en unas palabras de De Cospedal que en su opinión dejaron "helados a los consejeros de Educación del PP". "Le escuché decir que había que aumentar la inversión en la escuela pública para poder equipararla a la concertada", recuerda Rascón.

El presidente de CEAPA participó también en los debates de la LOE y señala que esta última ley "no es la panacea". El principal defecto que, en su opinión, merece ser pulido es que habla de "doble red" cuando menciona el sistema público y el concertado. "No se puede equiparar los dos sistemas. A veces se nos olvida que el origen de la concertada es que contribuya a universalizar la educación, no que se equipare la pública", concluye.

Los responsables de enseñanza sindicales de UGT y CCOO reclaman más inversión

Las asociaciones de padres reclaman más inversión para la escuela pública porque creen que es el camino más directo para reducir el fracaso y el abandono escolar. Dos fenómenos que afectan sobre todo a las escuelas públicas de las zonas más deprimidas.

Los responsables de enseñanza sindicales de UGT y CCOO reclaman más inversión. "El reconocimiento del profesor pasa por proporcionarle las herramientas necesarias para llevar a cabo su tarea diaria", advierte el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, José Campos.

Los sindicatos han recibido con hostilidad que la principal propuesta del PP para mejorar las condiciones laborales de los docentes no sea una subida de su bajo salario, sino la Ley de Autoridad del Profesor, propuesta por Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. "La autoridad emana del respeto y no de la fuerza, del razonamiento y del convencimiento y no de la imposición legal", añade Campos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...