El Opus y la escuela infantil se llevan el mismo dinero

El Consell destina 6 millones del presupuesto a la Iglesia

La suerte está echada. Las Cortes aprobarán en breve un proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2008 que contiene líneas de la Consejería de Educación tan sorprendentes al menos como la T6645000, para ayudas al alumnado de ciclos formativos acogidos a convenios (es decir, ya concertados) por 576.980 euros para la Fundación EIFOR del Opus Dei. Una cantidad que equivale casi a la de toda la red de guarderías de Infantil. Aunque la más llamativa es la T0062000, de ayudas a Seminarios Menores diocesanos de la Iglesia Católica, con 1,74 millones.

Y así, suma y sigue. La distribución del presupuesto para educación, (Iglesia, al margen) abarca una variopinta lista de ONG como Controla Club -creada por profesionales de bares y discotecas para acabar con el botellón- a la que se destinan 12.000 euros a través de la línea T2148000, para fomento del valenciano. Aunque una ojeada a su página web permite comprobar que toda su cartelería está publicitada en castellano.

Los Presupuestos de 2008 contienen además una serie de fundaciones de nuevo cuño (de las que no hay referencia pública alguna) a las que se destinan cantidades que van desde los 50.000 euros de la línea T6505000 para la Fundación Valenciana para la Investigación de Vanguardia a los nada despreciables 700.000 de la T6531000 para centros de investigación.

Roberto Romero, de la federación de enseñanza de CCOO, asegura que "mientras saltan a la vista una serie de carencias que imposibilitan el desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y distorsiones como la ínfima dotación para el Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas o para la formación del profesorado, sorprende que en un Estado aconfesional, la Generalitat entregue dinero para que la Iglesia católica adoctrine a nuevas generaciones de sacerdotes. Con este dinero se podría multiplicar por 18 el presupuesto de becas o por 38 el de integración del alumnado de Necesidades Educativas Especiales".

Aunque lo que peor, según Romero, es su filosofía. "¿Financiaría la Generalitat con la misma alegría una madraza salafista, o un centro de Cienciología ascendido de secta a religión?"

También le parecen "estrámbóticos" los 600.000 euros para "subvencionar parcialmente" cursos que la Fundación EIFOR del Opus imparte "especialmente" para alumnado inmigrante. "Una subvención parcial les vendrá muy bien: porque pocos pueden pagar los 1.500 euros que cobran por un curso de gruísta de 200 horas. ¿Cómo una fundación con semejante ideario, programa e infraestructuras -recomiendo ojear su web- recibe una subvención semejante a la de todas las guarderías valencianas?", pregunta Romero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...