El Observatorio del Laicismo pide a Indonesia el respeto de la libertad de conciencia y los derechos humanos

El librepensador Alexander Aan ha sido acusado de blasfemia por manifestar sus ideas en las redes sociales

COMENTARIO: El Observatorio del Laicismo nos unimos así a la iniciativa de otras organizaciones para defender a Alexander de la condena por blasfemia y a la petición de respeto a los derechos humanos en Indonesia. Asumimos el texto de la petición presentada ayer en Bogotá por la Asociación de Ateos y Agnósticos de Colombia, que nosotros acabamos de enviar a la embajada en Madrid, después de solicitarlo telefónicamente al responsable de asuntos políticos de la Embajada.

En Internet está disponible una petición al presidente indonesio


Por medio de la presente manifestamos nuestro rechazo al proceso penal que las autoridades indonesias le han iniciado al librepensador Alexander Aan, por el hecho de manifestar su personalísima convicción de que dios no existe en la red social Facebook.

Por este motivo, él ha enfrentado amenazas de muerte y fue condenado por las autoridades del país, por el cargo de blasfemia, a dos años y medio de prisión. La Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá rechaza vehementemente esta sanción ya que es una violación de algunos derechos fundamentales consignados en la declaración universal de los derechos humanos, los cuales citamos a continuación:

Artículo 2 "Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía".

Artículo 19 "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión."

Por lo anterior, reprochamos los actos de violencia y discriminación de los cuales está siendo objeto Aan y apoyamos de manera irrestricta la libertad de expresión tanto de Alexander como de cualquier persona a hacer públicas sus convicciones más íntimas sobre cómo funciona el Universo.

Esperamos que el gobierno de la República de Indonesia tome cartas en el asunto y respete los derechos humanos de este ciudadano, poniéndolo en libertad cuanto antes y que de paso, inicie las pesquisas correspondientes para dar con los autores de las amenazas de muerte y llamados a decapitación de los que ha sido víctima.

Manuel Navarro Lamolda

Responsable del Observatorio del Laicismo – Europa Laica

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...