El Observatorio de la Laicidad denuncia los ataques contra la libertad de expresión ante la obra Gang Bang

Grupos ultracatólicos presionan al TNC para que no permita este tipo de obras.

En los últimos meses estamos asitiendo a una verdadera oleada de ataques contra la libertad de expresión, cuando se expresan opiniones diferentes a las mantenidas por la ortodoxia católica. Desde las denuncias contra Leo Bassi y el Rector de Valladolid, a los de las capillas universtirias, a exposiciones, o como en esta ocasión por la representación de una obra de teatro en la que las alusiones a personajes del cristianismo, han motivdao diversas quejas de los sectores católicos, que ayer anunciaban en La Varguardia la formación de un manifiesto contra los ataques a la religión católica.

Con esta actitud pretenden ocultar sus ataques a quienes piensan de otra manera, llegando a promover la prohibición de manifestaciones de ateos por considerarlas un ataque y escarnio a su religión.

Para ello se valen de la existencia en el Código Penal español de artículos que dan protección especial a las religiones y que les permite a grupos ultracatólicos como e-creistian a iniciar procesos incluso penales.

En este caso los actores de esta obra están hartos de este tipo de ataques que tratan de menoscabar su labor artística y su libertad de expresión. Las personas tienen derecho a ser respetadas en su libertad de conciencia, pero eso no supone que nadie pueda utilizar o criticar las doctrinas religiosas o no.

E-Cristians prepara un manifiesto para que el TNC sea respetuoso con la religión

La iniciativa surge a raíz de la programación de ‘Gang Bang’, la obra que se ambienta en un local de sexo gay durante la visita del Papa en Barcelona

E-Cristians prepara un manifiesto para exigir a la Generalitat que el Teatre Nacional de Catalunya sea respetuoso con la religión. Es la nueva iniciativa que ha emprendido a raíz de la programación de ‘Gang Bang’, la obra que se ambienta en un local de sexo gay durante la visita del Papa en Barcelona. Según ha sabido RAC1, responsables de la entidad se reunirán la semana que viene con un centenar de organizaciones para pactar el texto que se entregará en el Gobierno.

El manifiesto reclamará que en el teatro público se apliquen los mismos criterios que en la televisión, establecidos por el Consell Audiovisual de Catalunya hace nueve años, de forma que la libertad de expresión no se utilice como paraguas para burlarse de ninguna creencia religiosa. «Es absolutamente razonable», asegura el presidente de E-Cristians, teniendo en cuenta que la financiación proviene de la Administración.

Josep Miró i Ardèvol lamenta que todo el mundo se atreva con los católicos y, en cambio, se trate con el máximo respeto los musulmanes y los judíos: «Hay gente que se rasgó las vestiduras cuando se hicieron las caricaturas de Mahoma, que dieron lugar a unos disturbios terribles. Pues, oiga, aquí pasan cosas mucho más graves que unas caricaturas. Y esta misma gente que es tan sensible con los derechos y el respeto por los musulmanes, que también sea sensible con el vecino del lado que es católico».

Todavía en referencia a ‘Gang Bang’, añade: «A los cristianos puede dolernos cuando nos pasa una cosa de estas, pero evidentemente no pagamos con la misma moneda. Hay otras confesiones religiosas que, cuando se consideran ofendidas, reaccionan de una manera violenta y parece que esto es efectivo. Parece que, al final, el respeto se tenga que imponer por la violencia».

La carta que el ex consejero hará llegar al Govern es un plan B para evitar que se repita la polémica suscitada por la obra de teatro. Los abogados de E-Cristians todavía no han decidido si se tiene que denunciar al TNC por haberla programado. Mientras unos creen que hay base jurídica para llevar el caso a los tribunales, otros temen que podría no admitirse a trámite. Advierten que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional prima la libertad de expresión sobre otros derechos fundamentales

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...