El Observatorio de la Laicidad denuncia la presencia del Obispo de S.Sebastián bendiciendo un geriátrico en Tolosa

OBSERVATORIO DE LA LAICIDAD – EUROPA LAICA

  Denunciamos la presencia del obispo de S.Sebastián en la inauguración de un geriátrico de la Diputación Foral en Tolosa.

Desde el Observatorio de la Laicidad entendemos que esta presencia y su acción de bendecir un equipamiento social público que pertenece a toda la ciudadanía, por parte de un representante de una confesión religiosa concreta, vulnera el principio de laicidad y no confesionalidad del Estado. Que en sentencia del propio Tribunal Constitucional considera que el Estado no debe confundirse con ninguna opción religiosa. Algo que resulta patente cuando un representante oficial de una religión, el obispo de la diócesis interviene en un acto oficial de la Administración.
También atenta a la libertad de conciencia de la ciudadanía, ya que ve como una Administración del Estado, en este caso la Diputación Foral de Gipuzkoa ha privilegiado una opción religiosa al inaugurar una instalación pública, y que en consecuencia podrán utilizar los ciudadanos tengan o no creencias religiosas, o sean estas católicas o de cualquier otra índole.

Es incomprensible que una Administración del siglo XXI imponga unas convicciones religiosas a su ciudadanía, con independencia del número de seguidores que esa opción pueda tener; y peor aún si lo es por ser la opción religiosa de quienes representan al conjunto de la ciudadanía.
Cualquier ciudadano puede tener las convicciones y creencias que estime convenientes, y defenderemos su derechoa a tenerlas, pero la Administración debe mantener un criterio de neutralidad para que no haya privilegio alguno y para respetar el derecho de libertad de convicciones, creencias y religión tal como corresponde a un Estado democrático y como recoge la Declaración de la ONU sobe la no discriminación por motivos de conciencia.

Lo ocurrido en esta ocasión vuelve a recordar épocas pasadas de connivencia del poder político con la religión, en lo que hemos conocido como nacional catolicismo. Una época que consideramos debía estar superada y a la que constitucionalmente esa Diputación está obligada a no caer en tales prácticas.

 El Observatorio de la Laicidad – Europa Laica ha reclamamos de la Presidencia de la Diputación Foral la adopción de cuantas medidas haya de adoptar para evitar en el futuro este tipo de situaciones que vulneran la aconfesionalidad del Estado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...