El obispo señala que la Junta «vulnera el acuerdo Iglesia-Estado»

Adolfo González asistió ayer al nombramiento de Ignacio López como nuevo delegado Episcopal para la Enseñanza y criticó el actual sistema educativo

Ignacio López Román ha sido nombrado nuevo delegado episcopal de Enseñanza Católica y Pastoral de la Cultura en Almería. Ayer juró su nuevo cargo en la sede del Obispado en la capital almeriense, en presencia del obispo de Almería, Adolfo González, y el delegado saliente, José Pérez Escobar.

Durante su intervención, el obispo de Almería, Adolfo González, ha criticado a la Junta de Andalucía por "vulnerar el acuerdo sobre la enseñanza entre Iglesia y Estado, decidiendo de manera unilateral la ubicación de los profesores de religión en los centros de educación secundaria, sin el conocimiento sobre los mismos que nosotros tenemos para que vayan al centro de ESO más adecuado para sus características".

El obispo ha destacado que la Junta de Andalucía rompe, de este modo, con "una práctica de 30 años" y duda de la capacidad del mismo de "decidir sobre la idoneidad de cada profesor para ejercer cada puesto concreto".

Ha querido recordar que la enseñanza religiosa de los alumnos "es un derecho de los padres" propio de "sociedades democráticas, abiertas y libres". A la vez que ha matizado que "no nos oponemos a que se impartan en los centros públicos la enseñanza de otras religiones, sino que defendemos el derecho de los estudiantes a recibir la enseñanza católica". El prelado ha dado la bienvenida al nuevo delegado episcopal y ha agradecido que haya aceptado este cargo por la "gran responsabilidad" que requiere. Ignacio López Román, que nació en María en 1977, lleva desde los 14 años en el Seminario y se ordenó como cura en el 2002. Es licenciado en Estudios Eclesiásticos y en Psicología por la Universidad de Almería y tras haber estado seis años como párroco en El Ejido, se traslada ahora a la iglesia de Jesucristo Redentor de la capital.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...